Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 20: Mi Frustración (1)

Traducido por Tomoe

Editado por Sakuya


Clang clang… el sonido de las espadas chocando resonaba.

— ¡Eso es! Ganador, ¡Das!

Dejando salir un suspiro, guardé la espada de combate y dejé la arena. Era el menú usual de entrenamiento. Sin embargo, el escenario que se reflejaba en mis ojos no era el usual.

Aquí es la villa de la Casa del Marqués Anderson en la Capital. Después del alboroto de los bandidos, vine secretamente a la villa de la Capital.

…Por alguna razón, estaba bajo la configuración establecida de que soy un guardia/cuerpo doble.

La verdadera yo, estaba excesivamente conmocionada por el alboroto de los bandidos y colapsé, y al parecer me encuentro en este momento, en el remoto campo en el Territorio del Marqués Anderson sometiéndome a tratamiento médico.

…Bueno, probablemente era un problema para una niña de la nobleza como yo, estar empuñando una espada al aire libre.

Bueno, estaba bien.

En la Capital, no era solo el Cuerpo de Guardia participando en el entrenamiento de padre, se encontraban también personas de la Armada y la Orden de Caballeros, así que la variedad de oponentes incrementó.

Hubo bastantes descubrimientos, así que era divertido.

Incluso, fui incapaz de usar la habitación de Ojou-sama… más bien, mi habitación original, y tenía que usar la habitación de invitados en su lugar.

Gracias a eso, me volví capaz de hacerme cargo de mis necesidades básicas por mí misma.

…De alguna forma, sentí como mi estilo de vida se alejaba cada vez más de lo que es una noble hija de un Marqués.

Dejando eso de lado, no entiendo el verdadero motivo de padre.

… ¿Por qué me trajo a la Capital con este tiempo?

Hablando de cosas que no entiendo, también estaba el estado actual de padre. No sé por qué, pero desde el alboroto con los bandidos, siento que padre ha estado muy animado. Era como si una carga se haya levantado de sus hombros, y él regresó a ser mi padre original…

Bueno… incluso si digo que ha cambiado, parece que es hacia una buena dirección, así que está bien.

Ha sido un tiempo desde la última vez que lo vi alzando su voz y riendo junto con sus subordinados.

También, padre no es el único que ha cambiado, yo también. En ese día, en ese tiempo, pelee por primera vez.

No era una pelea como ahora, era una batalla real con la vida de las personas en la línea. Nunca probablemente olvidaré ese momento. Por un tiempo después de eso, fui incapaz de comer.

Repentinamente se volvió doloroso, fueron varias noches en las que no podía dormir. No obstante, nunca hubo un momento en el que fuera más consciente de mi vida que aquella vez.

Mi sangre se tornó caliente como si estuviera ardiendo, pero mi consciencia interior era terriblemente fría, y el insuperable nivel de tensión causaba que mi cuerpo temblara.

Esa sensación se aferraba en las profundidades de mi cuerpo y no desaparecía.

…A pesar de eso, no, quizás por eso, últimamente he estado en mala condición.

El encuentro de ahora era lo mismo, me he vuelto incapaz de ganar mis encuentros. Mi cuerpo no podía seguir mi imagen mental. A causa de eso, involuntariamente me volví irritada.

…No está bien, aun soy débil. Decir que mi cuerpo no puede seguir mi imagen mental, ¿qué tipo de cosas débiles de corazón estoy diciendo?

Como si me reprendiera a mí misma, apreté mi puño fuertemente.

—Oi, ¡Mel! Ellos nos están diciendo que nos reunamos.

— ¡Si!

Fui llamada por mi superior, y lo seguí. Siendo llamada por ese nombre todo este tiempo, ya me he acostumbrado a él.

Mientras caminaba, las miradas de las personas que se estaban reuniendo ahí, me perforaban hasta el punto en que dolía.

Deje salir un suspiro interno ante esta situación.

…En el territorio del Marqués Anderson, también fue así al principio cuando empecé a participar en el entrenamiento. Sin embargo, comparado con la vez anterior, la situación actual era mucho peor.

Era probablemente por el hecho de que era más pequeña comparada con las otras personas. Por qué una niña pequeña, está persona débil, ¿participa en el entrenamiento del General que todos están anhelando?… las voces de sus corazones eran tan claras, que probablemente las podría recolectar con mi mano.

No obstante, más que eso, las reacciones de los caballeros que eran nobles… quizás debería decir que sus miradas lastimaban.

Yo era provisionalmente un guardia más una doble de cuerpo, pero para los desconocidos significaba que me había convertido en una plebeya.

Para los caballeros que nunca habían pasado tiempo con plebeyos hasta ahora, su habilidad para interactuar con ellos era extremadamente mala. Aquellos de la armada también parecían tener algunas quejas, y si tenía que decirlo, yo también.

Aunque entro los de la Armada, parece que los asociados cercanos de padre estaban tomando una actitud propia.

En Roma haz lo que hacen los romanos… probablemente, no era la única pensando eso.

Cuando el entrenamiento terminó, entré en la mansión.


[*Nota de la traductora del inglés: Sé que Roma no existe en este mundo, pero este dicho parecía encajar mejor en inglés.]

| Índice |

One thought on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 20: Mi Frustración (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *