Villana sanadora – Capítulo 1

Traducido por Mei

Editado por Nemoné

Corregido por Aurora Blue


Me desperté sobresaltada. Al mirar alrededor, me di cuenta que me encontraba en una habitación vacía… Más bien, era una especie de sala de reuniones con tan solo una mesa y unas cuantas sillas, ubicada en el centro de la habitación. Yo estaba sentada en una de las sillas, mirando de frente, a un desconocido.

—Hola, ¿cómo te sientes? Continue reading

Katarina – Volumen 4 – Capítulo 3: Valientemente hacia el enemigo (3)

Traducido por Shisai

Editado por Raine


—Así que realmente vinieron… Como esperaba.

—¿Dijiste algo, Sarah? —pregunté.

Sarah había estado mirando por la ventana y murmurando algo que no podía escuchar. Ella solo sonrió de manera encantadora y respondió:

—Oh, no es nada.

—¿Bien?

Mi nombre es Thomas Coleman. Había pasado un mes desde que conocí a esta mujer llamada Sarah. Al principio pensé que era sospechosa, pero ahora sentía que era la única que me entendía. Confío en ella completamente. Continue reading

Villana sanadora – Prólogo

Traducido por Mei

Editado por Nemoné

Corregido por Aurora Blue


¿En nuestra vida, por qué sentimos la necesidad de obtener cosas ostentosas?: Objetos costosos, una vida de lujo, una buena apariencia, una carrera exitosa, dinero… Yo tenía todo eso.

Me llamo White, nací en una familia adinerada. Mis padres eran médicos; así que, era lógico que siguiera sus pasos. Yo los admiraba y deseaba ser como ellos; cuando lo conseguí, me sentí feliz. Continue reading

Rehabilitando al villano – Capítulo 43

Traducido por Maru

Editado por Sakuya


Ling Xia se sintió emocionado, recordando algo, su rostro se enrojeció al instante, y rápidamente retrajo su cabeza hacia atrás. Eso, su diosa probablemente ya había visto su cuerpo desnudo mientras trataba la herida de su corazón…

¡Además, esta diosa era la santa de la secta Yunü!

¡Maldita sea! ¿Yu ZhiJue no mataría a la diosa por venganza después de enterarse?

Al ver a Ling Xia pasar de estar emocionado a estar tenso, y asomándose de vez en cuando, las cejas de Yu ZhiJue se fruncieron inconscientemente, ya que no se parecía en nada a su apariencia tranquila habitual. Continue reading