Todos creen que él me gusta – Capítulo 66

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


Después de que Ye Zhou bajó las escaleras, inmediatamente llamó a un taxi y llegó a la entrada del dormitorio en menos de un cuarto de hora.

Ye Zhou dio varios pasos a la vez y el viaje de tres minutos se redujo a un minuto. Jadeando por aire, abrió la puerta del 405. Ye Heng estaba sentado en su asiento, mirando un libro.

—Hermano… —Ye Zhou seguía jadeando—. Tú… ¿por qué… viniste…?

—Zhou, bebe un poco. —Liu Yutian se apresuró a verter un vaso de agua para Ye Zhou. Leer más…

Todos creen que él me gusta – Capítulo 64

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


—Ai ya ya. —La escuela iba a empezar pronto. Ye Zhou estaba acostado en la cama y felizmente contaba un montón de dinero—. Mirarlos da una sensación de seguridad.

Shang Jin lo miró y continuó mirando el juego en la pantalla.

Ye Zhou se sentó y sacó dos piezas, rascó la mejilla de Shang Jin y dijo: —Belleza, dale a este joven maestro una sonrisa y esto es tuyo. Leer más…

Escapó otra vez – Capítulo 94: Grupo forzado a burlarse

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Tocando su vientre hambriento, Xia Yuqing se sentó abatida en la cama. Actuó lastimosamente, como un animal descartado.

¿Huir? Ella no se atrevió. En el momento en que se abrió la puerta, miró afuera en vano. Afuera había al menos una docena de hombres fuertes. Si no hubiera sido un asunto tan pequeño, podría haber intentado escapar. Pero ahora con eso, puede ser peligroso correr unos pocos pasos, ¡y mucho menos escapar de la persecución de esas personas! Leer más…

Mi prometido ama a mi hermana – Arco 7 – Capítulo 10

Traducido por Ichigo

Editado por Lucy


Pensé que la expresión “ser grabado en la mente de uno”, era seguro lo que estaba experimentando ahora. Cuando cerré los ojos, ni siquiera necesité buscar en mi memoria. No era sólo su silueta, sino todos sus rasgos lo que recordaría. Sin ninguna dificultad real, siempre podía recordarla, como si fuera la cosa más natural. Lo más probable es que fuera porque, como la expresión sugería, su expresión se ha quemado en mi mente.

Ese día, me había equivocado en todo y en nada…

Después de haberle lanzado palabras crueles a Ilya, como si la hubiera bañado en agua fría, me calmé de repente y volví a mis sentidos. Luego, con mis pensamientos aún sin recoger, me fui de su lado sin suavizar lo que había dicho. Pensé que sería mejor dejar pasar un tiempo. Se podría decir que no tomé nada más en consideración. Ni ella ni yo estábamos en condiciones de tener una conversación tranquila, ya que ambos estábamos demasiado estimulados. Ella también dijo, “Quiero estar sola”, con una expresión despistada. Incluso si yo le hablara en ese estado, dudaba que hubiera escuchado mi voz. Por eso, al final, dejé ese lugar, dejando atrás solo unas pocas palabras: Leer más…

El Fundador del Diabolismo – Capítulo 41: Pastizales (10)

Traducido por Shiro

Editado por Sharon


La espada de Lan WangJi había cortado el pecho de Xue Yang. En ese momento, no solo su herida sangraba, el estuche aprisionador de espíritus que escondía en sus solapas también había le había sido arrebatado por la punta de Bichen. Wei WuXian, sin embargo, no podía ver lo que sucedía.

—¡Xue Yang! ¿Qué quieres que te devuelva? ¿Shanghua? No es como si Shanghu fuese tuya, para empezar. Entonces, ¿por qué pides que te la devuelva? ¿No conoces lo que es la vergüenza?

Xue Yan rio a carcajadas. Leer más…