El contrato de la Princesa y la Duquesa Monstruosa – Capítulo 16

Traducido por Ichigo

Editado por Lucy


Charla estúpida, charla estúpida, charla estúpida. Pero Leslie no detuvo al marqués y se quedó mirando en silencio.

—Hace poco me di cuenta de que te he estado tratando mal. Así que pensé y me arrepentí mucho. Por favor, perdona a tu padre por no haber sido capaz de apreciar tu valor a simple vista, y hagamos que sea una cosa que nunca ocurrió.

En cuanto al marqués Sperado terminó de hablar, Leslie se levantó de un salto.

Leer más…

Dejaré de ser la subordinada de una villana – Capítulo 39

Traducido por Herijo

Editado po: Raon Miru


Los estudiantes vistiendo ropa de trabajo caminaron elegantemente al sembradío de bambú

Unos pocos de la clase de plebeyos comenzaron a trotar un poco, pero todos los nobles se movieron lentamente mientras platicaban entre ellos.

Yo también caminé junto a la multitud, con mi amada y confiable azada en brazos, que hacía su aparición como un héroe de antaño. Leer más…

La Legión del Unicornio – Tomo II – Capítulo 19: Guerra silenciosa

Traducido por Kavaalin

Editado por Meli


Se volteó para mirar los árboles y vio una figura familiar.

Caín balanceaba su espada como si estuviera luchando contra un enemigo invisible.

Estocada, bloquear, avanzar, retroceder, Caín se movía sin la menor vacilación. Su espada reflejaba la luz del sol de manera deslumbrante, era como si estuviera cortando limpiamente el aire a su alrededor.

Intrigado por sus artes marciales, el elfo comenzó a acercarse en silencio, pero antes de dar dos pasos, el caballero se detuvo. De repente, se volteó y apuntó con su espada hacia el elfo. Leer más…

Harem Imperial – Capítulo 68: Peligro (2)

Traducido por Sharon

Editado por Tanuki


Los pasos coordinados desaparecieron gradualmente, pero el corazón de Qing Feng todavía no estaba tranquilo y latía con fuerza. Cuando Chen Zhen jadeó, se había asustado casi hasta la muerte. No se atrevió a mirar a la figura detrás suyo en el sedán. Ella estaba usando el atuendo de una sirvienta de palacio que ya estaba empapado por el sudor. El vestido de rojo oscuro estaba tan manchado que el color se había vuelto más profundo por la sangre. Sus nudillos aferrándose a los almohadones estaban blancos y sus ojos abiertos de par en par mirando el techo del sedán.

Fu Ling temía que ella fuera a gritar en el camino, por lo que le hizo morder una tela blanca. Qing Feng sintió durante todo el viaje que la otra mujer no podía respirar.

La esencia de la sangre le había dado náuseas, por lo que usó el collar de su atuendo para tapar su nariz y reducir el olor. Por fortuna, ya habían llegado al Salón Qing Feng. Pudo escuchar con claridad a Fu Ling corriendo en el patio y hablando con los portadores. Leer más…

Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 119: El deseo de una cierta sombra

Traducido por Lugiia

Editado por Sakuya


—Por cierto, yo también tengo una petición…

—¿Qué es?

—En este momento, el maestro Louis también debería estarle pidiendo lo mismo al general Gazelle, pero… Me gustaría tomar la custodia de Enerine.

—¿Oh, Dios, Enerine?

Ciertamente recuerdo que Anna y Enerine se llevaban bastante bien con Abel cuando estaban entrenando. Leer más…

Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 118: La confesión de una cierta sombra, parte 2

Traducido por Lugiia

Editado por Sakuya


—Oh, ¿en la casa ducal Armelia…?

—Sí. Mis padres vivieron en el pueblo que se convirtió en un campo de batalla durante la guerra con Towair. El pueblo fue severamente dañado y, a excepción de mis padres, todos sus parientes fueron aniquilados. Sin nadie de quien depender, dejaron el lugar y se casaron en la capital, donde nací, pero… mi padre falleció debido a un accidente en su trabajo, y luego mi madre también murió poco después. Después de eso, cuando estaba vagando por mi cuenta, el maestro Louis me dio refugio, y después de aprender bajo la sombra Iroha, me convertí en miembro del ejército. Debido a esa secuencia de acontecimientos, no tengo parientes, así que no tengo que preocuparme de que mi identidad sea revelada por mi rostro. A veces, puedo cambiar mi nombre para infiltrarme en varios lugares.

—¿Por qué estás en el ejército…? Leer más…