Katarina – Volumen 9 – Capítulo 1: La ciudad Puerto Océano (2)

Traducido por Shisai

Editado por Sharon


Empezamos decidiendo quién se quedaría en qué habitación, pero, como éramos dos mujeres y un hombre, Sora se quedaría en la habitación al final del pasillo, y María y yo solo teníamos que elegir entre las restantes, y luego todos las limpiamos.

Tal como nos había dicho Regina, estaban un poco polvorientas y parecía que no las habían usado en un tiempo. Abrimos las ventanas y barrimos los pisos.

Como solo había el mínimo mobiliario, la limpieza tomó muy poco tiempo, y pronto estuvimos listos para poner nuestras pertenencias en nuestros armarios. Leer más…

Viviré con humildad y confianza – Capítulo 95

Traducido por Lucy

Editado por Sakuya


Las clases volvieron a empezar, y ya estaban los resultados de los exámenes de fin de curso. Los estudiantes que lo hicieron particularmente bien tenían sus resultados publicados, y en medio de todos los estudiantes becados (Wakaba incluida) estaban ellos dos, así como el compañero Caballo Acechador de nuevo. Realmente eran increíbles~.

Wakaba parecía realmente feliz por ello. Bien por ella.

Gracias a todos ellos, el resto de los chicos de Zui’ran pudimos salvarnos. Gracias, gracias. Leer más…

¡No quiero ser princesa! – Historia Paralela 24: Las Maniobras secretas del Shinigami

Traducido por Hime

Editado por Ayanami


—Hahaha, qué fácil.

Deslizándome a través de la vigilancia de la guardia real, me infiltré en el castillo.

♦ ♦ ♦

Realicé satisfactoriamente mi contrato de sirviente y maestro con la princesa y me dediqué a recolectar, con cuidado, información para ella. Desafortunadamente, apenas sé algo sobre este país. Eso no se me permite si quiero apoyar a mi maestra. Leer más…

Al límite – Capítulo 69: Esta es mi sangre vital

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Debido a que Taxus Chinensis[1] es una planta en peligro de extinción en China, el estado ha prohibido transplantarla o cosecharla. Por lo tanto, no hay manera de informar de la pérdida de un tejo y Wang Zhong Ding sólo puede confiar en la mano de obra interna para llevar a cabo las investigaciones.

—En la tercera noche, el monitor fue completamente ineficaz hasta que volvió a la normalidad a la mañana siguiente. Adivinamos que el ladrón cometió el crimen durante ese tiempo —dijo Er Lei. Leer más…