Hermano de la Villana – Capítulo 34: Hermano mayor, párate en la tierra del destino

Traducido por Dea

Editado por Sakuya


Unos pocos meses después de la ceremonia de mi cumpleaños número 12, estaba en la ciudad de Teneriza, la cual se encontraba en la jurisdicción del duque de Alderton.

La ciudad estaba a unas cuatro horas en carruaje de Kaland, la capital real donde yo vivía, en direcciones opuestas y rodeada de murallas. 

Había leído todos los documentos por adelantado, pero era un pueblo relativamente pequeño en el ducado de Alderton, sin ninguna característica en particular. Debido a que había una gran ciudad a seis horas más adelante, deduje que se desarrolló a partir de la necesidad de ser un punto de tránsito entre la capital y esta última.

El magistrado era un barón de Teneriza y yo estaba en la mansión.

—Su excelencia, estoy honrado de conocerlo. Mi nombre es Teneriza y estoy actuando como gobernador de este pueblo. Bueno, usted debe estar cansado por el largo viaje. Por favor, descanse por hoy.

El barón, que fue contratado, se tomó el tiempo de esperar en la puerta por mi llegada, dándome la bienvenida con una cabeza baja. Para ser honesto, me resultó demasiado excesivo, pero es sabido que mi padre despidió al gobernador debido a una falta leve, por lo que es inevitable tener tal actitud. Supongo que estaba desesperado por no estropear mi estado de ánimo.

Se podía ver por su apellido. Originalmente, era bastante importante para los nobles. Sin embargo, mi padre puso una condición terrible al contratar al barón como gobernador local.

En otras palabras, su apellido fue cambiado. En el caso de este barón, se le contrató con la condición de que cambiase este por el nombre de la localidad, Teneriza. Era algo que un noble, que valoraba su orgullo más que nada, no aceptaría.

Muchos de aquellos que aceptaron tal condición perdieron sus territorios por alguna razón o habían caído en la pobreza debido a su caída. En otras palabras, el que era absolutamente leal a sí mismo ya no lo es, y padre llegó a quebrantar su espíritu para nombrarlo gobernador.

Esta era una conjetura, pero incluso si un gobernador era despedido muchas veces, aparecería uno nuevo con el mismo nombre que el pueblo, por lo que esto podía tener la intención de dificultar que la gente de los territorios se diese cuenta de que el gobierno había cambiado.

Por ende, era obvio que él mostraría la misma obediencia absoluta hacia mí, que era el representante de padre.

Pero eso podría ser un problema. No quiero dejarme llevar por mis intenciones. Corregiré mi postura correctamente.

—Gracias por darme la bienvenida. Además, vine aquí como representante de mi padre, pero no tengo ningún rango ni título. Estoy en la posición de pedirle instrucciones al barón para gobernar la ciudad. Gracias por guiarme.

Cuando hice una reverencia, el barón puso sus ojos en blanco.

Hmmm, creo que lo he estado haciendo bien durante estos dos años desde que recuperé la memoria de mi vida anterior, pero no soy consciente de haberme convertido en oficial adjunto en mi propia ciudad. Esto es muy preocupante para la reputación del público…

Después de todo, esta vez estoy lidiando con los residentes de este lugar.

Según las costumbres del Reino de Alfetoz, se supone que el hijo varón del conde o superior, que ya tenga doce años, debe estudiar la gestión territorial en una de las ciudades de su propio territorio. Una parte del impuesto que el pueblo debe pagar al señor es administrada por su hijo como representante del mismo, el cual lleva a cabo la política de pensar en lo necesario para la ciudad.

La fecha límite era hasta la entrada a la escuela, pero el enfoque solía ser variado. Algunas personas habían tomado la gestión a gran escala y se habían quedado en la ciudad durante mucho tiempo, mientras que otras habían escrito cartas al gobernador local para terminar todas las actividades después de su primera visita.

Yo aún no había decidido qué tipo de postura tomaría, pero no creía que fuera a estar en esta ciudad por mucho tiempo, porque también estaba la situación de Michelle. Aunque había crecido y ya no era una niña egoísta, todavía había muchas escenas que se podían malinterpretar debido a su comportamiento como hija de un duque y por la impresión que dejaba.

Todavía no había visto nada fuera de lugar, pero tenía que estar preparado para manejarlo sin importar si ella iba en la dirección equivocada.

Ese es el por qué Michelle es una prioridad, pero me gustaría obtener el mejor resultado posible en la gestión de esta ciudad. Al menos debo evitar hacerme una mala reputación.

La razón es que, en uno de los finales del juego original, Michelle y yo somos asesinados en esta ciudad.

De acuerdo con las memorias de mi vida pasada, en el juego yo hice parques con fuentes en varias partes de esta ciudad y puse una “Estatua de Marcel Dorada”. En ese tiempo, la operación de impuestos, la cual no debía ser más del 10%, superaba el 30% y un impuesto especial fue colocado. Los residentes del pueblo sufrieron un gran daño por la expropiación forzosa de terreno realizada con el fin de crear dicho lugar y con la distribución del agua a la fuente como la máxima prioridad.

La rabia fue tan aterradora que, tras la caída en el juego, Michelle, que estaba conmigo, huimos a esta ciudad pensando que por alguna razón nos adoraban, fue transformada a un festival de sangre.

Sí, este pueblo es donde Michelle y yo nos encontramos con nuestro desafortunado destino en el juego original. Bueno, no voy a estar en esta situación de caída o escape en primer lugar, pero quiero ser cuidadoso y crear una base que nos proteja en cualquier situación que ocurra, por más improbable que sea.

Pero creo que también fui malo en el juego.

Originalmente, cree una política de sucesión denominada “Primera limosna”, que era innecesaria para los vecinos de la ciudad. Los fuertes impuestos y la expropiación forzosa de tierras llevaron a la separación de familias y escasez de agua, aunque no fueron notificadas directamente, pudo haber habido muertes. El crimen fue grave.

Pero me pregunto si el barón, que siguió mis desmesuradas instrucciones en el juego, tiene alguna responsabilidad.

Sé que da miedo ir en contra del hijo del señor, pero su rol original era enseñarle al mismo como no cometer un error fatal. Además, fue el barón quien decidió subir el impuesto, porque gasté demasiado, para juntar el dinero para pagarle a mi padre. No sé qué le pasó al barón en el juego, pero no fue nada bueno.

—Barón, antes que nada, quiero hacer todo lo que pueda por la gente en mi entrenamiento para administrar mi territorio en Teneriza… al menos, quiero evitar sufrir cualquier tipo de desventajas. Si lo que estoy tratando de hacer está mal, por favor, señálelo.

Es por eso que traspasé el clavo para poder cumplir mi rol como un líder firmemente.

Pero…

—¡Cómo un barón, tengo muchos miedos como los de Su Alteza! Por favor, ¡llámame Teneriza, el nombre que su padre me ha dado! Además, ¡hay un error en la obra del sabio Príncipe! Guíe esta ciudad como desee. La gente también lo quiere así.

¡Eso no es bueno! Si él lo dijo de esta manera en el juego, ¡entonces era claro que tendría una estatua dorada mía!

No pensaba en otra cosa que no fuese evitar dañar mi estado de ánimo. Es más, pareciera como si no supiera que esa actitud es mala para el bienestar del territorio y su gente.

—No, barón, yo…

—¡Sí! La comida estará lista pronto. Oh, dado que su alteza también es mayor de edad, podemos arreglar y traerle chicas hermosas si así lo desea.

El barón dijo cosas raras mientras se frotaba las manos.

… Me pregunto si no es necesario hacer una inspección en serio.

¿Está esta ciudad realmente bien? Creo que debo poner mi corazón (máximo esfuerzo) en la investigación de campo. No hay esclavitud en este país, la declaración de que puedo conseguir una mujer probablemente sea incorrecta. Si está haciendo daño al territorio en el cargo de gobernador, entonces eso es lo que tengo que informar a mi padre y expulsarlo.

Quiero decir, ¿qué piensan de mí?

Al menos, no hice nada malo en un sentido sexual incluso antes de recuperar mi memoria de mi vida pasada… Ah… Me pregunto qué pensará la gente de este pueblo esta vez de mi llegada. Si la impresión inicial es negativa, será difícil.

—Por el momento, le dejaré llevar su equipaje a la habitación, así que le daré direcciones. Además, le prepararé el baño.

Sintiendo mucha fatiga debido al viaje en carruaje, el barón comenzó a dar instrucciones a las sirvientas.

—… Roy, voy a confiar y apoyarme bastante en ti.

—El señor Ian me dio algunas orientaciones en contabilidad, así que daré lo mejor.

Hablamos de aquella manera en el pasillo que nos conducía hacia la habitación. Era la habitación de invitados a donde nos estábamos dirigiendo. Esta fue básicamente diseñada para ser utilizada cuando mi padre visitase el territorio y era la habitación más lujosa para uso personal en el edificio.

Cuando ingresé a la misma, me encontré con que había sido muy bien administrada. Estaba bastante limpia y no se percibía el olor que se sentía sino no se abría regularmente la ventana, aunque no fuera todos los días.

Al ver el mantenimiento ininterrumpido de esta sala, por el momento se suspendió la evaluación del barón. Me preocupaba el trato de la gente del territorio, pero si era leal a mi padre, el comportamiento descuidado no beneficiaría al territorio.

Motivado para visitar el pueblo al día siguiente, terminé de bañarme y, tras comer, me fui a la cama.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *