Soledad – Capítulo 5

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


Después de comer, nadie tenía prisa por irse, eligiendo quedarse en el punto de comida y bebida. Una vez que hayan descansado lo suficiente, podrían regresar por una ruta escénica diferente. Esta ruta era más corta, por lo que no había necesidad de apresurarse.

Después de comer, Amy estaba especialmente activa, comenzó a correr y saltar como un caballo salvaje. Siguió atormentando a Xiao Zhou, tirando de su cabello y tocando su rostro para llamar su atención, queriendo que la llevara a algún lugar para jugar.

Sénior no tuvo más remedio que rogarle a Xiao Zhou que acompañara a Amy en un paseo cercano para desahogar algo de su exceso de energía.

Después de que su hija se fue, comenzó a hablar sobre asuntos más serios. —En realidad, vine porque planeo regresar al país para el desarrollo…

Ella había sido una directora superior de Yuan Yuan. En ese entonces, ella era una diosa que tenía tanto talento como belleza. Pero una vez que se graduó, se fue al extranjero, se casó y tuvo una hija poco después, su carrera no había ido tan lejos como esperaba.

Yuan Yuan y Yu Lin, ambos con información privilegiada, pudieron dar muchos consejos. Aunque la especialidad de Ou Yang no estaba relacionada, era un buen conversador. Los cuatro tuvieron una buena charla y se sumergieron en ella rápidamente.

En la medida en que… Yuan Yuan ignoraba por completo cuándo se había ido Chen Dong Lan.

Charlaron durante casi media hora. Aunque todavía no habían charlado a su gusto, aún tenían la oportunidad de continuar más tarde.

Al no haber atendido a Amy durante algún tiempo, Sénior estaba un poco preocupada. —Aún no han regresado. ¿A dónde han ido a jugar? Deberíamos regresar.

Ou Yang se dio cuenta de que había una persona menos. —¿Cuándo desapareció Chen Dong Lan?

Yuan Yuan sacó su teléfono. —Probablemente fue a buscarlas. Llamaré a Xiao Zhou.

Xiao Zhou respondió el teléfono muy rápidamente, diciendo que los tres estaban juntos y se encontraban en un lugar pintoresco cercano. A Amy le encantaba estar allí y no podía soportar irse.

Sénior entendió muy bien a su hija. Sabiendo que Xiao Zhou no sería capaz de persuadirla, dependía de ella tratar con Amy personalmente.

Los cuatro ordenaron todo y dejaron el punto de comida y bebida, dirigiéndose a pie hacia el lugar del que había hablado Xiao Zhou. A mitad de camino, dos pequeños vehículos del parque, que funcionan con baterías, pasaron rápidamente con personas que vestían el uniforme del parque en ellos. Parecía que algo había sucedido más adelante.

Sénior dijo en broma: —No podría ser Amy la que causó un percance, ¿verdad?

Todos rieron. En ese momento, nadie imaginó que algo realmente hubiera pasado donde estaba Amy.

Al acercarse al lugar donde estaba Xiao Zhou, Yuan Yuan descubrió que los vehículos del parque estaban estacionados cerca. Además, había muchas personas reunidas para mirar. De repente, tuvo un mal presentimiento.

—Iré a echar un vistazo —dijo Yuan Yuan apresuradamente, luego corrió hasta el centro de la multitud. Antes de que la gente de enfrente se hiciera a un lado, vio a un miembro del personal del parque, quien prestaba un brazo para apoyar a Xiao Zhou, que estaba abrazando a Amy con fuerza y ​​en estado de shock.

—Yuan Lao Da… —Xiao Zhou vio a Yuan Yuan, y sus lágrimas comenzaron a caer instantáneamente.

Sénior también se había acercado. Amy la vio y lloró en voz alta, gritando con poca claridad. —Mamá, mamá…

A sénior le dolía el corazón y la tomó de los brazos de Xiao Zhou. Amy abrazó su cuello. El sonido de su llanto disminuyó, pero las lágrimas continuaron cayendo.

—¿Qué pasó? Mimi, no llores. Dile a mamá correctamente. —Sénior besó a Amy, persuadiéndola pacientemente.

Yuan Yuan palmeó la espalda de Xiao Zhou y no presionó por lo que sucedió. —¿Estás bien?

Xiao Zhou se había reducido a lágrimas y solo podía asentir sin decir una palabra.

Eso es bueno. Yuan Yuan continuó preguntando: —¿Qué hay de Chen Dong Lan?

Xiao Zhou lloró aún más ferozmente. —Chen Dong Lan… él… —Cuanto más ansiosa estaba, más confusa hablaba. Yuan Yuan frunció el ceño, pero no siguió preguntando. Dejó a Yu Lin y Ou Yang para consolarla, y fue a preguntarle al miembro del personal: —Tenemos otro compañero. ¿Dónde está él?

El miembro del personal señaló en una dirección. —¿Has mirado hacia allá? Se cayó de ese camino estrecho. Afortunadamente, hay una piscina debajo y está bien. El agua en invierno está helada. Necesita recuperarse después de salir y todavía no puede caminar.

Yuan Yuan preguntó la ubicación y luego comenzó a correr. Su corazón latía demasiado rápido, excepcionalmente rápido. Solo si su ritmo fuera más rápido que los latidos de su corazón, se sentiría un poco mejor.

Vio a Chen Dong Lan.

La piscina era de un verde intenso y se dijo claramente que no era poco profunda. Chen Dong Lan estaba sentado junto a la orilla. Un miembro del personal lo cubrió con una toalla de baño blanca y le entregó un poco de agua caliente, pero tenía la cabeza inclinada y no la tomó.

Yuan Yuan se acercó y vio que su cuerpo temblaba continuamente.

—Chen Dong Lan…

La primera palabra ni siquiera había salido. Solo sabía lo nervioso que estaba ahora. Tan nervioso que incluso después de ver que estaba bien, todavía no podía hablar.

Chen Dong Lan levantó la cabeza. Su rostro estaba pálido, sus labios eran de color púrpura oscuro y su cabello estaba completamente mojado, aún goteando agua.

—Yo… estoy bien —dijo.

Yuan Yuan se acuclilló a su lado. —¿Cómo puedes estar bien? ¿Tienes frío?

Chen Dong Lan negó con la cabeza.

Yuan Yuan lo miró fijamente, un indescriptible sentimiento de angustia surgió en su corazón repentinamente. —¿Puedes caminar? Tenemos que regresar al hotel inmediatamente. No puedes quedarte aquí así.

Chen Dong Lan asintió y apoyó la mano contra el suelo, queriendo ponerse de pie. Yuan Yuan lo ayudó. —Te llevaré a cuestas.

Chen Dong Lan apartó su mano. —Mi cuerpo está mojado.

Yuan Yuan no estaba de humor para discutir con él y lo levantó en sus brazos.

El miembro del personal que estaba a un lado estaba aturdido.

Chen Dong Lan también se sorprendió. Después de unos segundos, recuperó su capacidad de hablar. —Yo, yo puedo caminar solo…

Yuan Yuan no pudo aclarar lo que estaba sintiendo en ese momento. Parecía que estar molesto y, sin embargo, también parecía estar enojado, lo que hizo que su tono se endureciera. —¿No puedes ser un poco más obediente?

Chen Dong Lan cerró la boca inmediatamente y encogió la cabeza, comportándose tan obedientemente como un cordero en sus brazos.

En un suspiro, llevó a Chen Dong Lan al vehículo del parque y le pidió al miembro del personal que condujera de regreso al hotel. Al mismo tiempo, llamó a Yu Lin y le dijo que se reunieran en el hotel.

En el camino de regreso, Yuan Yuan se enteró de lo sucedido.

En el punto escénico, Amy puso sus ojos en un camino estrecho con un terreno comparativamente más alto. Xiao Zhou la había rechazado porque sentía que era peligroso. Como resultado, Amy hizo un berrinche y lloró lágrimas falsas, insistiendo a Xiao Zhou hasta que no tuvo otra opción.

El camino estrecho estaba desolado y habían recorrido una distancia sin ver a nadie más. Xiao Zhou tomó la mano de Amy y después de aceptar la llamada de Yuan Yuan, se detuvo por un momento. Pero, Chen Dong Lan había continuado caminando, poniendo cierta distancia entre ellos.

Después de que Xiao Zhou colgó el teléfono y lo guardó en su bolsillo, se dio cuenta de que su otra mano estaba vacía. ¡Se volvió y vio a un hombre vestido de negro que había caminado detrás de ella llevándose a Amy!

La mente de Xiao Zhou estaba en blanco y solo se le ocurrió tirar de ese hombre mientras llamaba sin parar a Chen Dong Lan. En ese momento, Amy había ayudado. Aunque tenía la boca tapada y estaba sujeta por los brazos del hombre, había estado pateando las piernas continuamente, perturbando al sujeto. Si no fuera por esto, Xiao Zhou no habría podido aferrarse a él solo con su fuerza.

Sin embargo, Xiao Zhou finalmente fue arrojada al suelo. El hombre estaba a punto de correr, pero Chen Dong Lan corrió justo a tiempo y luchó con el hombre.

Xiao Zhou no pudo ayudar, pero cuando Chen Dong Lan agarró el brazo del hombre, aprovechó la oportunidad para arrebatar a Amy de sus brazos. Ella fue muy inteligente, y después de recuperar a la niña, corrió directamente hacia el área donde había mucha gente.

El hombre probablemente no había visto a Chen Dong Lan, que estaba lejos. Pensó que Xiao Zhou, una mujer joven, estaba sola con una niña y actuó con base en eso.

Los miembros del personal podrían llegar en cualquier momento y no quería seguir enredado con Chen Dong Lan. Lo maniobró hacia el lado del camino estrecho y lo empujó violentamente hacia abajo.

Al llegar al hotel, el líder del personal del parque y la policía se acercaron. Yuan Yuan le dijo a Chen Dong Lan que se quedara y él se bajó del vehículo para discutir lo sucedido.

Habían venido a buscar a Chen Dong Lan, con la esperanza de que pudiera ayudar en la investigación.

Yuan Yuan les indicó que primero se le debía permitir descansar y reagruparse, antes que nada. El líder del personal del parque fue muy agradable. —De todos modos, el perpetrador ha sido capturado, así que no es urgente. Podemos investigar un poco más tarde. Si su amigo tiene alguna solicitud, háganoslo saber.

Después de que Yuan Yuan le dio las gracias, regresó al vehículo. Sus ojos se encontraron y Yuan Yuan levantó las manos como si estuviera a punto de levantar a Chen Dong Lan nuevamente.

—No es necesario. —Chen Dong Lan lo rechazó con firmeza. —Si haces esto, yo… me sentiré avergonzado. En realidad… —Antes, su rostro todavía estaba pálido, pero en este momento, ya estaba rojo.

Yuan Yuan no insistió.

Después de cruzar la puerta, Chen Dong Lan fue a bañarse. Cuando Yuan Yuan escuchó el sonido de la ducha, fue a tocar la puerta. —Pásame la ropa. Conseguiré que alguien los lave y seque por ti.

Un sonido de traqueteo vino del interior y no supo qué se había caído. La voz de Chen Dong Lan parecía alarmada. —Más tarde, después de bañarme, lo haré yo mismo.

Yuan Yuan dijo con impaciencia: —Rápido. Escúchame.

Después de unos segundos, Chen Dong Lan abrió la puerta y le pasó la ropa.

Yuan Yuan recibió la ropa y rozó los dedos de Chen Dong Lan, entrando en contacto con las gotas de agua tibia en su mano.

Rápidamente empujó la puerta, lo que provocó que Chen Dong Lan, que estaba a punto de cerrar la puerta, lo mirara tontamente. —Solo has traído ropa ajustada, ¿verdad? Usa la mía. Están en mi equipaje. Ve a buscarla tú mismo después de que hayas terminado de bañarte.

La mano de Chen Dong Lan cubría torpemente la mitad de la parte inferior de su cuerpo y dijo en voz baja: —Está bien…

Ante esto, Yuan Yuan lo ayudó a cerrar la puerta.


Ayanami
En verdad que sólo espero con ansias el momento que ambos confiesen sus sentimientos~ aunque me parece que Yuan Yuan aún no sabe lo que siente por nuestro tímido shou~ son tan tiernos~ espero que les guste esta novela tanto como a su servidora 😉 nos leemos en el siguiente capítulo ♥

| Índice |

2 comentarios en “Soledad – Capítulo 5

  1. Size says:

    E eu aqui pensando quem seria o top e o bottom, depois desse cap ficou claro, Yuan Yuan não tem nada de bottom e Dong Dong quase me enganou

  2. PearGreen says:

    Eso es cierto esos dos ya podrían ser pareja si solo uno no fuera tímido y el otro de diera cuenta xd

    Chen Dong La necesita de nuestro Yuan Yuan para que lo cuide, debería aprender a comer correctamente ಠωಠ

    Gracias por el capítulo \(^o^)/💕

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.