Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 37: Rey de Morgenrot

Traducido por Lioi

Editado por Sakuya


—Fumu, esto es inesperadamente delicioso.

Las verduras crudas llamadas aperitivos están frente a mí.

Todo el castillo comenzó recientemente a comer estas verduras frescas.

El Gran Chambelán se quejaba de que el Jefe de Cocina estaba actuando de manera extraña. Normalmente, el jefe de cocina emite una impresión tranquila y desinteresada, por lo que me pareció extraño.

Parece que la Reina Madre, mi madre pidió esto primero. Pensé que podría ser algo de cocina extranjera, pero sorprendentemente, fue la sugerencia de Millie.

La razón es que Millie dijo que las verduras frescas ayudan a “perder peso”. Debido a que esas son palabras mágicas para las mujeres, las verduras frescas se extendieron rápidamente entre las damas y los niños nobles.

Pero, debido a que los agitados asuntos del gobierno me templan, pensé que no necesitaría esto. Sin embargo, según la carta que Millie escribió el otro día, las verduras frescas no sólo son buenas para la belleza, sino también para la salud.

—Quiero que mi querido abuelo viva una vida larga y saludable, así que por favor come mucho.

Esto es lo que dijo mi linda Millie, bueno, no tengo más remedio que comerlo.

Millie no solo es linda, sino también una niña de buen corazón. Bueno, ella es especialmente amable conmigo. Si Belhold escuchara estas palabras, presentaría una queja. Pero, aunque es mi hijo, no escucha. Solo es natural. Porque soy el amado abuelo de Millie. Fu~

Entonces, por eso probé las verduras frescas, pero inesperadamente, no estaban tan mal.

Estos macarrones fueron bastante buenos. Parece que Millie también le enseñó al Jefe de Cocina esto.

El jefe de cocina, al que le enseñaron estos platillos, venera a Millie con mayor lealtad que a mí. Bueno, lo permitiré ya que es Millie. Soy un rey generoso.

Bien, bien, cuando probé el bocadillo Baumkuchen, me sorprendió mucho. Aunque no era tan dulce, estaba muy delicioso. Además, nunca antes había comido pasteles con una textura tan suave y esponjosa.

Esto también parece haber sido hecho por Millie. En serio, esa niña no solo es linda, sino también sabia.

Tengo que pedirle a ese niño que la vuelva a traer. No, con su pastelería tan buena, puede ser mejor abrir una tienda. Se lo propondré a Millie la próxima vez.

—Ahora entonces, es hora de irse.

Después del desayuno, cambié de habitación para atender asuntos estatales.

Cuando entré en la habitación, una montaña de documentos estaba apilada sobre una mesa grande. Como de costumbre, tomo asiento, el Primer Ministro aparece a un lado y me saluda, comienzo a cumplir con mis poco interesantes deberes oficiales.

Escuchando a este hombre: él también. Pensé.

Este hombre es el padre de mi querida Millie. Pensé en convertir a Millie en mi hija, pero la posición social de una princesa es estricta, por lo que me alegro de no haberla convertido en una princesa.

No, convertir a esa niña en princesa podría haber sido lo mejor. Mi reina y yo la criaríamos amorosamente con sumo cuidado. A diferencia de su madre.

La madre de esa niña era una mujer problemática.

Ella, cuya madre fue una princesa, siempre tuvo un cuerpo débil y se crió malcriada.

Su madre, la princesa, murió prematuramente y lo manejó como un tumor.

Mi madre, la reina madre, también fue una de las personas que malcrió a la madre de Millie.

Debido a que había muchos hombres entre los parientes, debió haber querido ser cariñosa con la única niña. Pero, incluso ahora, la Reina Madre se siente obligada a traer la desgracia a Millie al crear una mujer malcriada parecida a un monstruo.

Por lo tanto, la eché a perder. El problema no estaba resuelto, pero no podía hacer nada más por la niña que tenía miedo de todo.

Aunque nuestro afecto creció, la reputación de Millie cambió gradualmente a mala.

Frente a mí, Millie era una niña obediente y buena. Eso no significa que estuviera fingiendo frente mío. Por el contrario, ella mostró su verdadero yo frente a mí. Una tierna y adorable niña sonriente.

—Su Majestad, ¿está escuchando?

Debido a que me he sumergido en mis pensamientos, el Primer Ministro me reprendió en voz baja.

—Ah, lo siento, ¿sobre el asunto de la nieve del otro día? El resultado de la investigación es que no hubo daños, ¿verdad?

—Sí, porque fue solo por un corto tiempo, no hubo cambios en la temperatura.

Algo imposible sucedió en la capital el otro día.

Nevó.

En este Morgenrot siempre cálido, es una anomalía. Además, no solo estaba cayendo nieve, sino también una luz. Un fenómeno natural impensable.

Fue una escena impresionante, pero la gente de cabeza dura se emocionó por un ataque enemigo.

Bueno, porque no había rastros de magia ofensiva, era simplemente magia para hacer que todos se sintieran felices.

Sin embargo, debido a que tener un poder mágico tan tremendo que podría hacer que la nieve caiga en toda la capital es aterrador, muchas personas en la corte están asustadas.

Por lo tanto, hice que investigaran la ciudad.

—Su Majestad, lamento mucho este asunto. Para tomar una acción de este grado sin pensar… No, ni siquiera pensé que ella pudiera usar tanto poder mágico.

—No necesitas disculparte. Porque no está claro de quién es el acto. ¿No es eso correcto?

—… Sí.

Esa nieve hizo que la gente se sintiera feliz. La gente de la ciudad lo ve como un milagro de Dios y lo veía mientras derramaba lágrimas.

Es obvio de quién fue la culpa, pero nadie hablará.

—¿No hizo esa magia felices a los niños? Probablemente fue magia para hacerlos felices en primer lugar.

—Sí, una tontería inofensiva.

El Primer Ministro lo llama así, pero sé que el otro día recibió una condecoración inusual de esta persona —tontería inofensiva— que él considera preciosa.

Parece que hay alguien que ha hablado mal del tosco tallado, lo que me recuerda que no he visto a esa persona en el palacio recientemente… Bueno, no se puede evitar.

También había recibido un regalo de esa niña. El pañuelo con un bordado muy bonito hecho por ella misma.

¿Eso significa que ese panda de aspecto brutal también fue obra de Millie? En cierto sentido, parece ser más difícil de hacer que el bordado.

¡Entonces, ese bordado estaba desbordado de amor por mí! ¡No perderé ni siquiera ante su padre cuando se trata de devolverle la sonrisa a esa niña! Fufun~

Niño, eh. Un niño parece haberle traído una buena influencia.

Ese matrimonio atroz le ha traído felicidad. Debido a que pudo dominar la magia, evitó tanto.

Bueno, se excedió un poco, pero… Esa niña tiene una habilidad que le hace ver brillar las cosas de valor.

Cuando le pregunté si podía ver brillando a los humanos por curiosidad, me dijo que yo estaba brillando. Por lo tanto, podía acercarse a mí sin preocupaciones.

Por lo tanto, —Aprecié tener esta habilidad por primera vez—, dijo mientras sonreía dulcemente. También aprecié mucho la habilidad que hizo un buen trabajo. ¡Lo hiciste bien, habilidad! ¡Te alabaré!

En primer lugar, le dije que me informara si algún otro hombre a mi lado brillaba. Rechazar a un amante no deseado de mi adorable hija… no, no, acercarme demasiado apresuradamente es demasiado peligroso. ¡Esa fue la razón!

Un día me informó que vio a un hombre que brillaba.

¿¡Qué!? Es lo que pensaba, pero ese hombre era considerablemente capaz.

Pensé que, si se trataba de este hombre, realmente, muy a regañadientes, se la entregaría a él como esposa.

Así que pensé.

Se convertiría en mi hija si la casara con uno de mis hijos, pero el príncipe heredero es como su hermano mayor y también tiene un prometido un poco mayor. La relación con el segundo príncipe, Justus, es como la de un gato y un perro. Además, honestamente no podría decir que nuestra sangre esté lo suficientemente cerca.

Sin embargo, debido a estos malos rumores, Millie podría perder la edad para contraer matrimonio. ¿No sería mejor casar a Millie con ese hombre brillante?

Como fui yo quien lo recomendó, Millie aceptó obedientemente mi propuesta.

El problema era que el duque Flaksburb ya tenía prometida. Por esa razón, se negó gentilmente.

No obstante, debido a que la habilidad de Millie brilló, no pude rendirme tan fácilmente.

Resultó conmigo, empujando a la fuerza a Millie hacia él, pero los dos se casaron.

Ser una segunda esposa con el estatus social de Millie es impensable, pero no tuve otra opción debido al estatus de la prometida del Duke Flaksburb.

Fue un poco en contra de su voluntad, pero mirando a Millie ahora, fue la elección correcta. Rápidamente fue bendecida con un niño llamado Wirbel.

Me había enterado de su mala reputación, así que estaba muy frustrado por ese matrimonio, y la existencia del niño no me hacía feliz hasta hace poco. ¿Continuará la cadena negativa? Pensé.

Sin embargo, mira, esa niña que vino al castillo el otro día estaba más allá del reconocimiento.

Pensé que su mirada había cambiado. Esa niña siempre infeliz no estaba ahí. Solo había un niño feliz que se deshacía de todo dolor.

Belhold probablemente también lo notó, y los dos hablaron muy animados.

Mi humor era demasiado bueno y terminé actuando de manera inmadura, pero ¿cuán encantados estábamos Belhold y yo? No puedo describirlo con palabras.

Creo que también seguiré cuidándola después de esto.

Al igual que la nieve esta vez, siento que tendré preocupaciones diferentes a las que estoy acostumbrado, pero en comparación con esos sentimientos frustrantes que tenía antes, esto no es nada.

Fumu, pero teniendo en cuenta su poder mágico, no puedo ser demasiado optimista… estará bien, ¿verdad?

Millie… prudencia.

| Índice |

One thought on “Reencarné en una mujer egoísta – Capítulo 37: Rey de Morgenrot

  1. CecilianoBueno says:

    Es peligroso ser una maga (bruja) tan poderosa, lo bueno es que los que te aman y protegen son tus parientes
    Ya quiero ver qué más cosas increíbles hará nuestra prota

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *