Espada y Vestido – Capitulo 2 – Parte 2: Enmarcado

Traducido por Nana

Editado por Tanuki


— ¡Señorita!

Repentinamente una preocupada voz con la cual ya era familiar, salió de la nada. La propietaria de la voz era nadie mas que mi doncella personal, Sofia. ¿Huh? Pense que seria dificil para ella visitarme, pero en solo dos días vino. Abrí las barras de la prisión emocionada después de verla. Sofía trajo una gran canasta consigo y con un poco de miedo me abrazo.

— ¿Señorita… estás bien?

—Vivo muy bien aquí.


Los alrededores en el interior de mi prisión pasaron por ciertos cambios en estos días. La cama desgastada era la misma, pero las sábanas habían sido cambiadas por unas nuevas y limpias. Y también obtuve un resistente escritorio y con su silla a pesar de que eran muebles viejos. Antes de la llegada de Sofía, me senté sobre el escritorio y jugaba un juego de cartas con Robert, uno de los guardias que golpee la última vez.

— ¿Ganaste de nuevo, hermana?

Gale, el segundo guardia que también fue golpeado, era el guardia quien llevó a Sofía a mi prisión. Tan pronto como entró a la prisión, caminó más cerca de mi y Robert mientras dejaba escapar una una pequeña risita.

Sofía estaba realmente confundida al porque me llamaban “hermana”. Aunque para mi ahora no era nada extraño. Juzgando por la apariencia, no deberían llamarme “hermana”, pero “niña”.

— ¡Argh, no lo menciones! Hermana mayor no se contuvo ni una vez.

Robert se quejaba mientras continuaba mezclando las cartas sobre el escritorio. ¡El único entretenimiento para caballeros sagrados eran los juegos de cartas! Chicos necesitan otros diez años de entrenamiento en orden para derrotarme —, Regresé al escritorio y me senté, entonces di una señal para que Sofía se acerque.

— ¿Cómo está la situación en la mansión?

Sofía observó un poco a los guardias quienes estaban ocupados mezclando las cartas y charlando, entonces respondió.

—Nada ha cambiado de lo de antes. Fue como si la Señorita nunca existió en primer lugar.

— ¿Qué hay sobre la Condesa?

—Ella no me dijo nada más aparte de ordenarme visitar a la Señorita.

¿La Condesa envió a Sofía aquí? Probablemente quería saber sobre cómo estaba actuando desde que no obtuvo ningún reporte de los guardias los cuales sobornó.

—Cuentale que mi condición es realmente mala y he estado acostada enferma y  que temes que no pudiera ser capaz de superarlo esta vez.

— ¿Qué?

Con una expresión en desacuerdo, Sofía dijo,

— ¿Sin embargo, señorita está perfectamente bien?

—Me ayudarías si lo dices así.

No me haría ningún bien si la Condesa supiera que vivía bien aquí igual que un pez que regresó al océano después de ser atrapado. Este hecho podría ser usado para hacer cosas más difíciles para mí en el juicio y podría darme más problemáticos obstáculos. Eso es porque sería mejor para mi dejarle asumir que mi condición era mala. Quien sabe, puede ser que baje su guardia sobre mi. Bien, a pesar que era improbable que haga eso.

Sofía asintió aunque no le gustaba la idea.

—Bien. Le reportaré como has dicho. Pero…

Repentinamente sus grandes ojos temblaron con miedo.

—El juicio… ¿ no habrá ningún problema, cierto?

¿Cómo podría ser como dices? no hay necesidad de preguntar más, estoy totalmente acorralada de todos los lados. Aunque pensaba así dentro de mi corazón, no lo dije. En cambio, sonreí con una gran sonrisa y palmeé el hombro de Sofía.

—Está bien. No habrá ningún problema. No tienes que preocuparte por nada, así que ve a casa ahora y espera pacientemente por mi regreso.

Parece que ella necesitaba  esperar por alrededor de un año por mi regreso. Sin embargo, absolutamente no moriré. Nunca planee morir, ni siquiera en lo más mínimo, ni tan pequeña como los desechos de una hormiga debido a este molesto problema.

Intente hacer que Sofía se calme hasta que finalmente se fue, ahora era Gale quien me dió una mirada de preocupación mientras jugaba con las cartas en sus manos.

—Erm… ¿realmente estarás bien?

¡Woah, mirenlo! El chico se volvió tonto después de ser golpeado. Actualmente se preocupa por mi. Me sentí un poco orgullosa.

—Nah… ¡esta bien! No moriré fácilmente. ¡No te preocupes!

Parece como que dije exactamente lo mismo antes de entrar al castillo del Rey Demonio, pero bueno… no estoy completamente muerta, ¿cierto? Sin embargo, siento amargura cada vez que recuerdo los rostros llenos de lágrimas de mis camaradas. Esta vez haré lo mejor para no morir.

♦ ♦ ♦

El dia del juicio…

Aunque todo esto fue resultado de alguna clase de manipulación, pero para un caso con evidencias sólidas y testigos inmediatamente procederián por un juicio. Desde que las mayorías de las personas incluso no sabían lo que verdaderamente sucedió, la única cosa que el juez hacía era anunciar el veredicto de culpable.

El juicio sería mantenido en la Tercer Sala del Tribunal, una sala tribunal especial donde todos los juicios para casos criminales graves son juzgados. He estado aquí antes. Pero por supuesto no como el sospechoso, pero como la víctima o la testigo. Me adhiero a la Diosa así que siempre viví con el paso correcto. Bien… pero ahora aquí estoy, parandome en el juicio como la sospechosa principal para un caso de asesinato… ¡maldición! Los demandare a todos por difamación. ¡La dignidad de un caballero sagrado es mucha más valiosa que cualquier noble!

Ugh… Estoy preocupada que el Alto Sacerdote dirá cuando sepa sobre esto. El Cardenal me regañaría despiadadamente. O… ¿puede ser que debería solo continuar con mi vida sin nunca exponer mi identidad?

Incluso si estuviera libre de acusaciones porque solo intentaba defenderme, aún estaría bajo vigilancia durante un año. La principal sospechosa debería ser la Condesa, pero este bastardo Caín también jugó un papel en este desastre. Esta fue la segunda vez que ese bastardo Caín tuvo éxito jugando este truco sobre mi. Jaja.

Había solo unas pocas personas que vinieron a ver el juicio dentro de la espaciosa sala del tribunal. Los jueces y el secretario del tribunal se sentaron en el medio y yo, como sospechosa, me senté en el lado izquierdo bajo la vigilancia de las fuerzas de seguridad pública. El lado derecho era donde se sentaban los demandantes o testigos e informantes, pero no ví a nadie excepto a un fiscal. ¿Todavía no ha llegado? Me alegraría si no viniera.

—El fiscal por la presente informa al juicio que la asesina del Vizconde Skyin Schwart es Silla Epheria.

Como el fiscal leyó en voz alta su informe, el juicio comenzó.

Silla Epheria, la hija mayor del Conde Epheria, no estaba satisfecha con su prometido, Visconde Schwart. Aquí mismo, los sirvientes de la casa del Conde vinieron a testificar, y repentinamente Silla obtuvo un novio de bajo perfil de la nada. Y hay un hombre que se ve perezoso apareció sobre la orden de la Condesa y declaró que Silla Epheria sedujo al lastimoso Visconde Schwart dentro de la posada arreglada. Luego seguido por la aparición del dueño de la posada y los camareros que no se veían en ninguna parte en ese momento.. Ellos testificaron que el Vizconde Schwart fue brutalmente asesinado a la luz del día.

Y solo así, el juicio continúo. Miré al nuevo novio que nunca encontré en toda mi vida y a otros testigos como si estuviera observando una obra de teatro. Interesante… tan largo como no sea yo la protagonista.

—Ahora escucharemos la defensa de Silla Epheria después de que escuchamos el  testimonio del último testigo, estaba bien arreglado que me dejó sin palabras. Entonces es mejor que me enfoque en mi plan de escape. El fiscal observó a la lista de testigos y su expresión cambió a pánico.

—Erm… inicialmente Sir Cain Silac, el caballero imperial, vendría como un testigo, pero… parece que repentinamente encontró un problema urgente cuando el juicio estaba a punto de comenzar.

—Eso significa, ¿el testimonio de los testigos terminó aquí?

—Fue escrito que alguien vendrá en lugar de Sir Cain, pero su nombre…

Al mismo tiempo, la puerta conectada al área de testigos, se abrió y un hombre caminó adentro. Todos en el interior de la sala del tribunal, incluyendome, miraron a ese hombre con ojos grandes. ¡¿Ese hombre era el apoderado del bastardo de Caín?! ¡¡Imposible!!

Aparte de los Caballeros Imperiales, el Emperador tiene otro grupo de colmillos especiales. No es nada más que el Escuadrón de Tareas Especiales, renombrados como los Perros Guardianes del Emperador. Los miembros fueron seleccionados puramente basados sobre la habilidad de uno. Es diferente de caballeros normales que fueron garantizados bajo el título de caballeros por sus nobles respaldos. Cualquiera de los nobles de clase media a clase superior/alta podría fácilmente volverse caballeros aun cuando no tuvieran las habilidades. Mientras tanto, para unirse al Escuadrón de Tareas Especiales, necesitas tener habilidades decentes. No importa si fueras un noble, plebeyo, o incluso un ex-criminal, podrías aplicar para unirte.

Como resultado, el Escuadrón de Tareas Especiales es referido como la organización militar más fuerte en todo el imperio y este hombre es el líder de ese grupo de locos. El líder del Escuadrón de Tareas Especiales, Capitán Jullius Rizar.

Y ese hombre…

— ¡Eeeek!

Muchas personas miraron perplejos por su presencia.

El hombre quien reclamaba ser mi novio accidentalmente miró directamente al Capitán Jullius e inmediatamente se asustó como si estuviera mirando a un fantasma y  rápidamente bajó su cabeza. ¡Eso es! Él es famoso por esa mirada feroz sobre su rostro.

En el pasado, un joven que se veía lindo en el Escuadrón de Caballeros Sagrados incluso se atrevió a rehusar una tarea mientras gritaba:

—¡Estoy aterrado a muerte por la apariencia feroz del Líder del Escuadrón de Tareas Especiales! ¡Me niego a hacer un mandado a su campamento!

— ¿Cómo podrás sobrevivir en este duro mundo si tuvieras un corazón tan débil como un conejo? Le dije eso al joven mientras chasqueé la lengua y lo golpeé.

Ya me sentía irritada cuando escuchaba que la gente reclamaba que el Escuadrón de Tareas Especiales era más fuertes que nosotros, los Caballeros Sagrados y les presumiamos como el más poderoso escuadrón en el Imperio.Por otra parte, mi subalterno balbuceaba tal sin sentido diciendo que estaba aterrado de él en frente de mí… Pensando en el pasado, todavía me siento irritada incluso ahora. Basado sobre nuestras habilidades, el Escuadrón de Caballeros Sagrados no debería ser sobreestimado tampoco. ¿Por qué la gente diría que el Escuadrón de Tareas Especiales es el más fuerte? Además, nunca tuvimos una pelea con ellos porque eran parte de los Caballeros Imperiales también así que no debemos atacarnos entre si.

¡Espera un minuto! ¡Ahora no soy la líder de los Caballeros Sagrados!

¿Significa que podríamos tener una pelea no oficial? Enfoque mi vista sobre el Capitán Jullius. ¡Arghh maldición! Aún así, es obvio que perdería en mi estado actual. En aquel momento, debería haber tirado mi guantelete a él antes de ir al castillo del Rey Demonio, mientras diciendo,

— ¡Podría morir esta vez, así que vamos a tener una última pelea!

Podía solamente cerrar mi boca porque incluso si tuviera una pelea con él ahora, no me sentiría satisfecha tampoco. Repentinamente encontré su vista por coincidencia. Note que tenía un par de ojos gris pálidos. Aunque fue dicho que tenía una mirada feroz, pero no sería un problema si endureces tu corazón e ignoraras todas las voces que dicen:

—¡Hey! ¡Morirás si te enfrentas a ese perro loco! ¡Corre rápidamente!

En resumen, alguien con grandes agallas o alguien que tuvo tres o cuatro veces experiencias cercanas a la muerte, no se vería afectado por la mirada feroz del Capitán Jullius. Para ser sincera, el color de sus ojos son realmente hermosos. Bien, mis ojos verde esmeralda son mucho más hermosos.

—Eso… ahem. Sir Jullius Rizar.

El fiscal aclaró su garganta una vez y comenzó a hablar.

— ¿Es verdad que vino aquí en lugar de Sir Cain Silac como testigo?

—Vine como testigo

El Capitán Jullius giró su cabeza para mirar al fiscal.

—Pero no como un apoderado.

—Entonces…

— Estoy aquí para dar mi testimonio sobre lo que ví ese día.

¿Lo que vió él mismo? Pero no lo noté ahí en ese momento. No puede ser…¿estaba ahí cuando ese bastardo Caín asesinó al Vizconde Schwart?

No es solo yo, pero el fiscal también me dió una mirada sospechosa.

¿Le importaría explicar?

—Sobre el día que el Vizconde Schwart, ví a la señorita Silla Epheria saltar del segundo piso de la posada, luego estaba saltando alrededor en dolor. Antes ella corrió con todo su poder hacia el camino principal, la señorita Silla Epheria miró arriba al segundo piso por un momento.

¿¡Qué dices!? ¡Ese chico realmente me vió en ese día!

—Entonces escuché al Vizconde Schwart gritar algunos insultos. Así que señorita Silla Epheria no es la asesina.

No sabía dónde se escondió en ese pequeño desolado pasillo, pero… esta es una muy buena chance que nunca espere. Inmediatamente exclame sin dudar.

—¡Lo que el Capitán Jullius ha dicho es correcto! ¡Escapé del Vizconde Schwart a través de la ventana! No sé qué sucedió después. Y también ese hombre que parece tonto quien reclama ser mi novio, esta es la primera vez que lo ví.

— Entonces… Vizconde Schwart…

—No tengo idea sobre cómo murió porque estaba todavía vivo cuando lo deje. Sugiero que mejor pregunten a Sir Caín Sillac. Él estaba todavía dentro de la posada sobre el primer piso cuando me despedí.

Aunque he dicho su nombre, es improbable que él estaría en problemas. Pero todavía… quiero hacerlo. El fiscal parecía estar en duda mientras mirando atrás y adelante entre yo y el Capitán Jullius. ¿Qué ahora? Ya he dado mi explicación, ¿por qué más duda? ¿Aceptó algún soborno de la Condesa?

— Si asi es, ahora…

— Creo que necesitan verificar la verdad de los testimonios dado por los testigos porque un testimonio contradictorio apareció. Por ahora, vamos a comenzar con las preguntas.

Después de que termine de decir esas palabras, inmediatamente cerré mi boca. El bastardo Caín no está aquí, mientras que esos mentirosos debiluchos tienen que enfrentarse al Capitán Jullius. El resultado es obvio.

Como lo esperaba, el hombre quien reclamaba ser mi novio y esos falsos testigos perdieron sus espíritus y renunciaron.

— La acusación de asesinato en contras de Silla Epheria es considerada inválida debido a falta de evidencias.

El juez anunció el final del juicio junto con el fallo de la Corte. Ahora que estoy libre, salí de la sala del tribunal con pasos ligeros sin ninguna carga. Sin embargo, antes de que pudiera ir lejos, la sombra de alguien podía ser visto bloqueando mi camino.

— Señorita Epheria

— ¿Si?

Mire hacia arriba, observando al Capitán Jullius, el hombre quien se paraba ante mi, con sonrisas en todo mi rostro. Gracias, no tengo que vivir en el desierto y cazar por animales salvajes para comer. Realmente me siento agradecida.

— ¿Qué está mal? Ah, Necesito expresar mi gratitud. Gracias por ayudarme.

Después me miró, quien estaba sonriéndole en admiración, comenzó a hablar.

— ¿Podría dedicar algo de su tiempo, señorita?

—Eso no es un requisito difícil. El Capitán Jullius debe haber sabido que tengo mucho tiempo libre en mis manos porque mi sentencia de muerte fue cancelada.

No necesito regresar a mi prision mas y tengo mucho tiempo libre. El Capitán Jullius asintió y lideró el camino, mientras lo seguía por detrás.


T/n: Él la llamó ´noona´lo cual significa ‘hermana mayor’. En Corea, así es como un hombre llama su hermana mayor (entre hermanos y conocidos cercanos). En este caso, aunque Silla es mucho más joven, la respetan como su mayor por lo cual el uso de noona.

T/n: El conejo es un animal con un corazón débil. Morirá pronto si reciben una sorpresa por lo cual es usado como un eufemismo para llamar a alguien un cobarde.

Lucía – Capítulo 29: Damian (2)

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


Un carruaje negro azabache cruzó las calles de Roam.

Echando un vistazo más de cerca al pequeño carruaje de madera negro, se podía encontrar el símbolo de un león negro dibujado en él.

El carruaje negro era tan fascinante que la gente dejó de hacer lo que estaban haciendo para mirarlo cuando apareció por primera vez. Continue reading

Legendaria Esposa – Capítulo 189: El ruido de la auto-lesión

Traducido por Kuro-Neko

Editado por Michi


Después de que XiaoMo lo repitió tantas veces, Zhao DaZhou finalmente le creyó.

Zhao DaZhou estaba riéndose mientras sostenía al tigre divino de seis alas. Siempre pensó que la posibilidad de que tuviera una bestia demoníaca sería después de unos cientos de años.

Para que esa oportunidad ocurriera, se convertiría en un mago de nivel seis o nivel siete antes de que su padre le permitiera hacer lo que quisiera, y luego, él y sus compañeros discípulos dejarían la secta TianXin para ir a una expedición. Después de eso, finalmente sería capaz de hacer un contrato con su primera bestia demonio, por lo que era totalmente inesperado para él que su shidi le diera esta bestia demonio. Continue reading

Dama a Reina – Capítulo 66: Su historia de amor

Traducido por Kiara Adsgar

Editado por Yusuke


—A diferencia de la princesa, usted no mora en el palacio, así que no puedo castigarle de la misma manera que lo hice con ella —dijo Patrizia—. Sin embargo, sus palabras no son diferentes de un insulto a la familia real. Ni siquiera ha pasado un año desde que me convertí en reina y todavía soy joven. Incluso soy más joven que su concubina cuando dio a luz a su hijo. Sin embargo, ustedes dos se preguntan rápidamente si soy capaz de tener un hijo o no… Continue reading

Viviré con humildad y confianza – Capítulo 59

Traducido por Shaey

Editado por Sakuya


Aparentemente, Ririna ignoró completamente mi advertencia, y continuó intentando acercarse a Kaburagi. Pero al parecer, las chicas de la clase alta eran como una gran muralla y las cosas no salían como ella quería.

De todos modos, gracias a eso, perdí la compostura y hablé con una chica de primer año de Pivoine en la clase de Ririna.

Cuando le pregunté. — ¿Ririna le está causando problemas? —respondió. Continue reading

Ningún mundo parece el adecuado – Capítulo 5: Extendiendo su mano un poco para trazar las características del joven

Traducido por Shisai

Editado por Nemoné


—Mi hijo es lindo ¿verdad? —Con un sentido de orgullo, Zhang Guo Qiang se jactó de su hijo. Este tipo de pensamiento donde solo su hijo era el mejor de todos bajo el cielo, realmente hizo que las manos de la gente picaran.

—Lindo. —Zhang Zi Xuan miró la cara roja de Shao Qian y respondió, riendo. Continue reading