La Princesa derriba banderas – Capítulo 82: La Consternación de la Princesa reencarnada

Traducido por Yousei

Editado por Sakuya


Con un golpe seco, Klaus paró de moverse. Tenía un mal presentimiento acerca de lo que había pasado, pero no sabía que era.

Repetidamente llamé su nombre para quitarme la ansiedad, mientras me apuraba con mi corazón latiendo irritantemente lo más rápido que podía.

Klaus colapsó en el acto tan pronto como llegamos a la cubierta superior. Atrapé su tenso hombro antes de que sus rodillas golpearan las tablas del piso, cuando me percaté de una flecha sobresaliendo de su espalda. Naturalmente, mis ojos se abrieron por el shock. Continue reading

Reina Villana – Capítulo 20: Entre la razón y el deseo

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


—Mhm…

Un gemido escapó de los labios de Eugene, durante el calor del momento. Con los ojos firmemente cerrados, una sensación extraña se extendió lentamente desde la punta de los dedos de sus pies hasta el resto de su cuerpo. La cálida lengua de Kasser sondeó su boca, profundizando aún más en su interior, ella se retorció debajo de él.
Continue reading

Príncipe Cautivador – Capítulo 59: El agravio del zorro de nieve

Traducido por Akatsuki

Editado por Sakuya


— ¡Príncipe Heredero! —Una voz llegó a los oídos de Shang Wu Xin cuando se preparaba para descansar. Aquella persona parecía estar alegre por algo.

Acostada sobre la cama de color blanco, Shang Wu Xin respondió con una voz débil y cansada: — ¿Qué sucede? —Ella siempre tuvo el sueño ligero, y por eso se despertaba fácilmente. Incluso cuando caía un pequeño objeto a la distancia, se despertaba, lo que a menudo la hacía sentir fatigada. Continue reading

¿Qué hace una villana? – Capítulo 27: Fiesta

Traducido por Elisa

Editado por Nemoné


Este vestido era lindo, de color azul marino con un diseño de corte sirena, sus accesorios dorados y pequeños rubíes lo complementaban tan bien que se veía más encantador.

Labra se veía muy linda con su vestido amarillo perlado de diseño corte princesa.

—Realmente tienes un buen cuerpo, eh, Naru… Por favor, comparte conmigo un poco de tu pecho. Continue reading