Crié a un dragón negro – Capítulo 34: Egos de Kyle Leonard

Traducido por Den 

Editado por Hime


A la mañana siguiente, Noah se despertó de su tranquilo sueño a causa del familiar e incesante ruido de la puerta. Después de haberlo escuchado varias veces, había memorizado el ritmo de los golpes.

Con uno solo contra la puerta de madera de su cabaña, pudo reconocer al propietario: Kyle Leonard.

El investigador llamó una vez y luego otras cuatro, todas con el mismo ritmo. Continue reading

La Princesa derriba banderas – Capítulo 86: La princesa reencarnada, sorprendida

Traducido por Ichigo

Editado por Sakuya


Lentamente recuperé mi conciencia.

Un techo extraño apareció en mi visión borrosa mientras poco a poco despertaba. Era muy diferente comparado a los detalles tallados del castillo a los que estaba acostumbrada. En cambio, simples vigas decoraban el simple techo de la habitación.

¿Dónde estaba? Mi mente se hizo esa pregunta curiosa. Mis ojos estaban mejor ahora, pero mi cabeza todavía no funcionaba adecuadamente. Por un corto tiempo, soñé despierta sin quererlo mientras mi cerebro decidía funcionar de nuevo. Entonces recordé a mi pálido escolta y su tez descolorida. Continue reading

La dama bebé – Capítulo 4: La señorita es un genio

Traducido por Shaey

Editado por Sakuya


“No puedo rendirme en este momento.”

Calíope no podía sucumbir a los límites de su cuerpo aquí. No importaba lo pesada que fuera su cabeza, lo pesada que podía ser en realidad. Además, ya había superado esto antes en su vida anterior.

Se detuvo para recuperar el aliento. El aire se escapó de su boca mientras respiraba profundamente. Al oír los sonidos que hacía Calliope, su nana se acercó a ella para ver cómo estaba. Calíope levantó el puño en señal de aprobación. En lugar de hacer las cosas sola, se sentiría más motivada con alguien que la animara.  Continue reading

Príncipe Cautivador – Capítulo 78

Traducido por Akatsuki

Editado por Sakuya


Un hombre caminaba con un tazón en la mano, detrás de él, un pequeño zorro blanco le seguía el paso. En cuanto el por qué nadie lo detuvo, fue porque el jefe Hai le dio permiso. Después de todo, el Príncipe Heredero aún se encontraba enfermo.

Shang Wu Xin miró a Ye Yi Zhe, estaba feliz de poder verlo, solo porque no tenía algo para hablar con Nangong Qian. Ante la mirada de Nangong, la expresión de Shang Wu Xin era muy molesta. Pero lo más molesto para él era la presencia de Ye Yi Zhe, sino fuera por el recipiente en sus manos, pensaría que tenía algo bajo la manga. Continue reading

Matrimonio depredador – Capítulo 4: El barrio rojo

Traducido por Yonile

Editado por Meli


Los kurkanos rara vez eran llamados por sus nombres. La mayoría de los continentes los despreciaban, percibiéndolos como bárbaros o bestias. Esto se debe a que se sabía que su raza había heredado la sangre de las bestias, su naturaleza era inhumana e indecorosa. Son seres peligrosos impulsivos, indulgentes e instintivos.

Pero había una cosa que la humanidad envidiaba de ellos: su habilidad física y su belleza. La monstruosidad que yacía debajo de su piel no podía empañar su apariencia sobresaliente otorgada por los dioses. Continue reading

No es mi guardia sombra, es mi amante – Capítulo 19: Re evaluación en el hospital

Traducido por Shisai

Editado por Raon Miru


Había pasado un mes desde la finalización del drama y se había transmitido durante varias semanas, pero la publicidad no había disminuido y había una tendencia al alza. Aun así, la gente no sabía nada sobre la vida real de las dos personas. Los paparazzi no pudieron desenterrar nada. Eran pequeñas estrellas con poca información de fondo. No importa cómo hablara el mundo exterior, ambos todavía tenían sus propias vidas y no se habían visto afectados en absoluto.

Ding~ El teléfono sonó de repente en la sala de estar. Continue reading

Dejaré de ser la subordinada de una villana – Capítulo 27

Traducido por Herijo

Editado por Michi


—Con esto me gustaría iniciar la primera mesa redonda de Signora. Lo primero en la agenda es buscar estrategias para mejorar las ventas del masajeador de bambú, me gustaría oír la opinión de todos, quien quiera comenzar por favor levante la mano.

Mientras decía eso, dirigí una mirada seria a todos los que se encontraban en la sala.

—Yo, señorita. Continue reading