Pronto, utiliza el rostro del demonio – Arco 1 – Capítulo 5 (5)

Traducido por Shiro

Editado por Yugen


En una habitación oscura, un joven delgado se encontraba atado a los cuatro postes de una cama, cubierto en una capa gruesa de sudor  y pegajoso de pies a cabeza. Sus ojos estaban hundidos en extremo y su pálido color de piel,  en algunos sitios violáceo, revelaba signos de abuso de drogas. Apenas había luchado durante la primera ronda de síntomas de abstinencia, y en su lugar miraba el dosel de la cama con la mirada perdida, se desconocía lo que pasaba por su cabeza.

Entonces se escuchó el sonido uniforme de algunos pasos acercándose poco a poco. Un hombre particularmente alto y apuesto que llevaba puesto un traje gris plomo abrió la puerta y entró, deteniéndose junto a la mesita de noche para mirarlo. Su cabello oscuro estaba peinado hacia atrás, revelando un rostro sumamente atractivo y ojos largos y angostos, los cuales a veces destellaban de forma peligrosa y desalentadora. Leer más…

El Perseguido – Capítulo 69: La segunda comida

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Chi Yan acompañó a Gray al hospital más cercano antes de irse. La sangre de la herida manchó el asiento trasero.

—Tenemos que reemplazar esto lo antes posible. —Gray murmuró, frunciendo el ceño cuando vio la mancha.

—¿Realmente eres parte del clan de sangre? ¿Cómo es que la sangre no tuvo ningún efecto en ti? Y, sin embargo, ¿te ofreciste tan valientemente a ayudar? —Chi Yan no pudo evitar preguntar con dudas en su corazón. Leer más…

La consorte favorita del Príncipe Demonio – Capítulo 109.2: Proposición

Traducido por Selena

Editado por Meli


Dejaron a las tres mujeres atrás y fueron a la casa de juego; la aparición de Feng Cang hizo que la gente saliera.

—¿La vieron? ¡Esa es la princesa Zhao Yang! Sustituyó a los concursantes que se accidentaron y ganó el torneo. —contaron algunos.

Las personas que originalmente querían ver el resultado de la boda, cuando vieron que Murong Qi Qi era una persona tan bien educada y bonita, sintieron lástima por ella. Leer más…

La propuesta del Héroe – Volumen 2 – Capítulo 19: Volviendo al punto de partida

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


Mientras estaba atónita cuando escuché su inesperado rechazo…

En medio de la sala de estar donde Greed y los demás estaban usando, el Primer Ministro y el elfo Rufaga estaban en medio de una discusión.

Según lo que escuché más tarde, los otros miembros además de Greed tuvieron la mala suerte de quedarse con ellos, y los observaron incómodos desde la esquina de la habitación. Leer más…

La Villana Revierte el Reloj de Arena – Capítulo 95: Mentira por mentira (3)

Traducido por Maru

Editado por Sharon


¡¿Cómo es posible que la buena de Mielle hiciera algo tan terrible?! ¿Hay algo más en el mundo que sea tan absurdo?

No, estaba claro que no habría nada. Había tendido una trampa y atraído cómplices, pero las pruebas eran una hoja de doble filo, y para empeorar las cosas, incluso sus testigos la traicionaron. El esquema para acabar con la mujer malvada la convirtió en una.

Era difícil para Aria ocultar la risa que se moría por sacar cuando Mielle reveló su verdadera naturaleza, desesperándose. Leer más…

La Emperatriz se volvió a casar – Capítulo 53: Si estoy en lo cierto, discúlpate

Traducido por Shroedinger

Editado por Sakuya

¿Koshar no debía ser torturado? ¿A pesar de su intento de dañar al hijo del Emperador?

El Marqués Karl se sintió aún más confundido por las intenciones de Soviesh. Para cualquiera era obvio que Soviesh apreciaba a Rashta. Había ocultado la información que el Vizconde Langdel reunió sobre Rashta y la Duquesa Tuania, e inmediatamente creyó que Rashta había sido empujada por Koshar sin pruebas. Aunque Soviesh parecía estar cegado por el amor, el Marqués Karl pareció vislumbrar una sombra de duda en él. Leer más…

Te equivocaste de casa, villano – Capítulo 9: Así es como el villano y yo… (4)

Traducido por Shroedinger

Editado por Hime

—Ven aquí y siéntate. ¿Quieres un café? Estaba a punto de tomarme una taza. —dijo Yuri.

—Sí, me encantaría. —le contestó Anne-Marie.

Mientras las dos chicas se sentaban una frente a la otra, las miradas de las personas a su alrededor no dejaban de fijarse en ellas. Sin embargo, tanto Yuri como Anne-Marie acostumbraban que la gente las mirara, así que continuaron con lo que estaban haciendo sin prestarle la menor atención.

—Oh, y aquí tienes. Esto es lo que me pediste esta mañana. Leer más…