Pronto, utiliza el rostro del demonio – Arco 1 – Capítulo 2 (2)

Traducido por Shiro

Editado por Yugen


Debido a sus finos genes, los tres hijos de la familia Zhou crecieron para convertirse en jóvenes muy apuestos, pero Zhou Wenjing era el protagonista, por lo cual él era el que lucía más atractivo y sobresaliente. Su rostro profundo y sin defectos era como una obra de arte cincelada a mano por el mismísimo Dios, sin importar desde qué ángulo se le mirara, era perfecto.

En comparación a él, los rasgos faciales de Zhou Yun Sheng se veían un poco simples, pero su par de ojos brillantes y seductores compensaban la brecha de la perfección de su hermano. Cuando observaba a alguien, este no sabría cómo sentirse, en el momento en que ladeaba la cabeza y miraba de soslayo, sus ojos magnéticos y penetrantes podían hacer que el corazón de una persona cabalgara y sus orejas se enrojecieran. Leer más…

Pronto, utiliza el rostro del demonio – Arco 1 – Capítulo 1 (1)

Traducido por Shiro

Editado por Yugen


Al abrir sus ojos nuevamente, Zhou Yun Sheng se encontró acostado en una cama suave de tamaño king, sobre su cabeza se alzaba un techo blanco y una hermosa lámpara de cristal. Entonces se incorporó a medias y descubrió que la IA, la cual estaba ligada a su alma, ahora rodeaba su muñeca con pasividad. A continuación, texto ininterrumpido apareció en la pantalla, era información detallada acerca de este nuevo cuerpo que había robado del sistema del Señor Dios. Leer más…

Pronto, utiliza el rostro del demonio – Prólogo

Traducido por Shiro

Editado por Yugen


Un hombre fue derribado al suelo, tras lo que sintió un fuerte escalofrío cuando una espada fría tocó su cuello; sus ojos inyectados en sangre estaban llenos de un odio infinito.

De pie frente a él estaba un hombre que llevaba una túnica negra, claramente apuesto, pero las comisuras de sus labios ligeramente levantadas revelaban doce mil puntos de maldad.

¡Mátalo! ¡Mátalo!, gritaba su corazón.

Pero la mano que sostenía la espada permanecía inmóvil, en cambio, comenzó a divagar sobre el pasado: desde cómo destruyó a la familia de aquel hombre, luego estranguló a sus padres y a sus hermanos, repasando así toda la persecución que llevó a cabo durante estos últimos años. Leer más…

El Perseguido – Capítulo 66: El cazador honrado

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


—¿Eres un cazador de vampiros? —Una pequeña esperanza de repente se encendió en el corazón de Chi Yan.

Por supuesto que sabe lo que es un cazador de vampiros. Casi en todas las creaciones artísticas sobre vampiros, habrá un cazador de vampiros que se gana la vida cazándolos. Es posible que el equipo humano de aplicación de la ley no controle a esos vampiros, pero ¿qué pasa con los cazadores de vampiros que se ganan la vida cazando clanes de sangre? Deben tener un camino. Leer más…

El renacimiento de una estrella de cine – Capítulo 30: El Joven maestro Bai

Traducido por AlbaAVD

Editado por Ayanami


La escena previamente controlada a ambos lados de la alfombra se convirtió en un caos cuando vieron a esta inesperada combinación descender del automóvil. Los fotógrafos y periodistas apenas lograban contener sus instintos hasta que la primera persona lanzó una pregunta, el resto le siguió como manada, comenzado a gritar a todo pulmón.

—¡Señor Qiu, señor Qiu! Es raro que asista a este tipo de eventos, ¿por qué vino al estreno de esta noche? Leer más…

La Emperatriz se volvió a casar – Capítulo 50: No puedes ser de la familia real

Traducido por Usagi

Editado por Sakuya


Rashta parecía ajena a la situación que sus palabras habían causado, bajó la cabeza y miró débilmente al piso, pero no fue su desliz lo que causó que se sintiera así.

Soviesh silenció una respuesta de la VIzcondesa Verdi quien se encontraba cerca, sin embargo, ella negó con la cabeza, no habló con Rashta todo el tiempo, ni a solas, así que no pudo decirle que el bebé no podría ser de la realeza, incluso si lo hubiera hecho podría tomarse como una provocación hacia la mujer.

Ese era el caso de la dama de compañía, Soviesh, sin embargo, no tenía excusa alguna. Leer más…