No quiero ser amada – Capítulo 95: Nada más grande en la vida de una mujer

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—Rihannan, mi padre una vez me dijo que no hay nada mejor en la vida que una mujer. Él tiene razón. Te ves hermosa, mi querida sobrina.

Rihannan era una novia hermosa, la más hermosa del mundo y nadie podía discutir esto, pero él sabía cuán desarmadamente ignorante era de su belleza. Su corona de color plateado adornada con joyas y su túnica de novia tradicional bordada con hilo de plata y oro le recordó la época en que su madre se casó.

El marqués suspiró, los ojos abrumados por la emoción.

—Me acuerdo de cuando envié a mi hermana a Arundell. Tomé su mano durante la ceremonia en nombre de mi padre que no se sentía bien en ese momento… ¿No es gracioso? Parece que voy a tomar la mano de su hija mientras se casa con un hombre de Arundell.

Rihannan sonrió y le acarició la mano suavemente. Ella escuchó que cuando su madre se casó, su tío tenía mucho que decir y se opuso al matrimonio. Estaba segura de que este no era el matrimonio que su tío esperaba.

—Tío, ¿dónde está Dimi? ¿No vino?

—Eso es… —dudó en responder.

—Todavía está enfadado, ¿no? —Rihannan suspiró.

Dimitri fue liberado de la prisión poco después de que Rihannan llegó a Arundell. Invitó a su tío y a Dimitri porque sabía que el matrimonio no podía detenerse ya que había progresado hasta este punto.

Pero… él no vino.

Debe estar cabreado conmigo, pensó.

—Entiendo. Dimi suele ser amable, pero cuando está enfadado, realmente no puedes calmarlo —sonrió levemente.

—No es eso. En realidad, Dimitri… —Parecía querer hablar pero eventualmente, sonrió con amargura—. Nada, querida. Todavía no creo que sea hora de hablar de eso. Pero no te preocupes. Él está bien. Estará bien. Quería que te dijera que seas feliz. ¿Lo eres?

El marqués se frotó la cabeza.

Rihannan sonrió.

—¿Qué piensas?

—Mmmm… no está mal, en realidad. Tu cara se ve saludable.

—Lo dije, ¿no? La carta que escribí no era mentira. Su Majestad me trata bien y también la gente que me rodea.

Sí. Pasó el mes pacíficamente sin ninguna preocupación particular. Era tranquilo, pacífico y cómodo. A ella le gustó. Y pensar que al principio creyó que moriría de inmediato.

Las damas de honor la interrumpieron.

—Su Majestad, es hora de irse.

—Entiendo —dijo Rihannan antes de plantar un beso en su mejilla—. Te veré en la ceremonia, tío.

♦ ♦ ♦

Las calles por donde pasaba el carruaje real estaban llenas de multitudes que daban la bienvenida al rey y a su reina.

Rihannan agitó su mano suavemente, recordando su yo pasado. Tenía dieciséis años en ese momento, una reina recién pronunciada que no sabía nada del mundo… una reina cargada de depresión a la que le resultaba difícil sonreír y saludar. Temía a la multitud, quienes la animaban, y temía a su esposo, del que se rumoreaba que le había hecho comentarios abusivos antes de su matrimonio.

Su esposo que la detestaba, la reina que la trataba bien pero la colocaba en una posición difícil, los nobles que esperaban atacarla e innumerables ojos extraños que la observaban cada movimiento… La asfixió.

Las cicatrices de su oscuro pasado de repente cobraron vida y se ahogó profundamente en el abismo sin previo aviso.

Entonces…

Su mano que se aferraba al borde de su vestido fue sostenida por la mano grande de un hombre.

Ella levantó la cabeza y lo miró. Sus ojos estaban en la multitud. Él no dijo nada, solo se aferró a su mano.

El esposo que la despreciaba, que le daba la espalda era… amigable. Sin la opresión de la anterior reina, este hombre creció de manera diferente. Era brillante, más confiado, y pensaba y consideraba a los demás.

Su silencio era reconfortante. No sabía por qué, pero sentía que él sabía lo que pasaba por su cabeza.

Rihannan volvió a sonreír, borrando los mareados pensamientos que se formaron en su cabeza. Era afortunada. Tenía suerte que él fuera una persona diferente, de lo contrario, viviría una vida difícil reviviendo los horrores del pasado.


Maru
¡Si supieras que precisamente es la misma persona… Sigo necesitando más POV de Igor. Necesito saber la verdad de todo.

No quiero ser amada – Capítulo 93: Me gustaste desde entonces

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Rihannan lo negó de inmediato, pero las palabras de la reina hicieron eco en su mente.

No. No puede ser.

—También tengo una pregunta, Igor.

Él asintió, permitiéndole preguntar.

—Su Majestad me dijo que cada vez que venía al palacio cuando éramos niños, siempre estabas allí a la distancia mirándome. Ella dijo que querías escaparte, pero no es cierto, ¿verdad? Continue reading

No quiero ser amada – Capítulo 92: Dimi por encima de ti

Traducido por Maru

Editado por Sharon


—¿Recuerdas cuando dije que te protegería? ¿No crees en esas palabras?

Rihannan… siempre estaré aquí para ti. Nunca dejarás mi mente, siempre estarás allí; mental o físicamente. Di por sentado… No lo sabía entonces, pero tú eres el cielo y las nubes, el río apacible y los pájaros que cantan… No necesito tu amor. No es algo que merezco. No necesito que me ames. Solo… déjame protegerte, déjame darte todo de mí…

Igor la miró. Esa mirada suya, le había robado el corazón. Su corazón latía fuerte y lento y las palabras que quería decir permanecieron alojadas en su garganta, bloqueando las palabras que deseaban escapar. Continue reading

No es mi guardia sombra, es mi amante – Capítulo 4: Compartir la misma cama y almohada

Traducido por Shisai

Editado por Shiro


Después de que Xia Qian’an llevó a las dos mujeres de vuelta al Patio de Bambú Verde, dejó de preocuparse por ellas y se encerró en su pequeño estudio durante medio día. Después de todo, fue la señora quien quiso darle mujeres. Independientemente de la reacción del séptimo joven maestro, Chunyu y las demás tuvieron que organizar un alojamiento para las dos.

Qiu Shui las llevó a una habitación lejos de la del joven maestro y volvió los ojos al caminar frente a ellas. No le importaba qué fortalezas tenían estas dos, si a él no le gustaban, a su gente tampoco.

No creas que puedes entrar al campo de visión del joven maestro. ¿Cómo puede el joven maestro, quien tiene un temperamento ligero, dejar que te acerques? Continue reading

Embrujo de Demonio II – Capítulo 2: Un espíritu maligno

Escrito por Aurora Blue

Asesorado por Maru

Editado por Michi


Fueron necesarias unas cuantas palmadas en la cara y unas pocas sacudidas, para que Miguel recobrara el conocimiento. Javier lo miraba preocupado y algo nervioso; al muchacho no le gustaban los lugares oscuros y poco frecuentados. A su lado, aunque con el ceño fruncido, Cristian, su chico, se veía igual de preocupado.

Javier se había sorprendido cuando a la distancia divisó una figura conocida tendida en el suelo de un callejón estrecho, a poca distancia del lugar donde se reuniría con sus amigos esa noche; por lo que, no lo pensó dos veces y corrió a verificar si se trataba de quién pensaba. Ahora, sin embargo, no se sentía tan valiente. Aquel lugar no le daba buena espina. Continue reading

Elección Absoluta – Capítulo 46: Los meteoros y el héroe

Traducido por Zico

Editado por Sakuya


Al anochecer, el cielo sobre Ciudad de Acero se tiñó de rojo. Un joven saltaba y corría por los caminos laterales, a través de las carreteras de acero que se cruzaban. Su movimiento parecía de un cangrejo divertido, y a veces cuando se codeaba con los transeúntes, éstos le sonreían burlonamente, mientras que otros se quedaban sin palabras. Continue reading