Prometida peligrosa – Capítulo 3

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


De hecho, se lastimó el dedo en el invierno cuando tenía veintidós años. Mientras lloraba, sosteniendo el ataúd de su padre muerto, su dedo quedó rasguñado por un clavo que sobresalía y sangraba mucho. Afortunadamente, su médico de familia Laeneek, que estaba en el funeral, le dio primeros auxilios. Pero la cicatriz fea en ese dedo no se pudo quitar.

—Si se hubiera herido el dedo en el verano o si contrajese tétanos, probablemente habría tenido que cortarse el dedo. Estoy muy contento de que su dedo se vea bien. Como la herida apenas es visible, no se preocupe demasiado —dijo Codelli. Podía recordar vívidamente la voz de Codelli que lo dijo el día en que el médico le quitó el vendaje. Continue reading

Prometida peligrosa – Capítulo 1

Traducido por Maru

Editado por Tanuki


La copa de vino que cayó sobre el suelo de piedra se rompió en pedazos con un golpe sordo.

Mientras el vino tinto se derramaba por el suelo como manchas de sangre, las dos voces incómodas sonando se detuvieron repentinamente.

Las yemas de los dedos de Marianne temblaban. Cuando dio un paso adelante, mordiéndose los labios inconscientemente, su vista, que estaba oculta por el rosal enredado, se abrió de par en par. Continue reading

El Fundador del Diabolismo – Capítulo 4: Agresión (3)

Traducido por Shiro

Editado por Sharon


Los chicos eran jóvenes e inexpertos. Sin embargo, a pesar de lucir nerviosos, con determinación se aferraron a sus posiciones y protegieron la casa de la familia Mo, colocando talismanes en las paredes. El sirviente llamado A-Tong ya había sido llevado al salón. Lan SiZhui le tomó el pulso con su mano izquierda y con la derecha sostuvo a madam Mo. No podía salvarlos a ambos al mismo tiempo, y se encontraba en una situación terrible cuando A-Tong se arrastró por el suelo.

—¡A-Tong, estás despierto! —exclamó A-Ding. Continue reading

El Fundador del Diabolismo – Capítulo 2: Agresión (1)

Traducido por Shiro

Editado por Sharon


Wei WuXian quería lavar su cara para observar cómo lucía el rostro del dueño de este cuerpo después de su muerte, pero no había agua en la habitación, ni siquiera para beber o lavarse.

Sospechaba que el único recipiente con forma cóncava era usado como inodoro en lugar de para asearse.

Entonces intentó empujar la puerta, pero estaba cerrado con pestillo, posiblemente para evitar que saliera. Continue reading

El Fundador del Diabolismo – Prólogo

Traducido por Shiro

Editado por Sharon


—¡Excelentes noticias! ¡Wei WuXian ha muerto!

Menos de un día había pasado desde el asedio en la Colina LuanZang, y las noticias se habían extendido a lo largo del mundo de cultivación como si tuvieran alas, sobrepasando incluso la velocidad de la guerra.

Durante un tiempo, desde los clanes más prominentes hasta los cultivadores solitarios, todos hablaban acerca del asedio que fue liderado por los Cuatro Grandes Clanes y seguido por cientos de otros clanes más pequeños. Continue reading

La Emperatriz se volvió a casar – Capítulo 14: Estoy en camino a verte

Traducido por Kiara Adsgar

Editado por Sakuya


Inmediatamente sospeché.

La criada posiblemente no podía saber sobre letras. Además, mi compañero de cartas y yo, todavía nos estábamos comunicando. ¿Por qué diría una mentira tan frágil cuando podría ser atrapada tan fácilmente? ¿Rashta tenía algo que ver con esto?

¿Le dijo la vizcondesa Verdi a Rashta sobre las cartas?

Quizás Laura estaba pensando lo mismo, y me dio una mirada extraña. Sacudí mi cabeza hacia ella y sonreí. Si la sirvienta fuera sorprendida mintiendo, ella sería responsable de ello. Continue reading

La Emperatriz se volvió a casar – Capítulo 13: Ya sabía la verdad

Traducido por Kiara Adsgar

Editado por Sakuya


Los ojos de mis damas de honor se volvieron hacia mí al mismo tiempo.

— ¿Hm? ¿Qué sucede?

La princesa Soju notó sus miradas y se volvió hacia mí. Sabía que mis damas de honor creían que el “amigo anónimo” que el Príncipe Heinley estaba buscando debía ser yo.

Mis pensamientos eran los mismos. ¿Era el dueño de Reina… el Príncipe Heinley? Podría ser una coincidencia, pero la posibilidad de que no fuera así era muy alta. Continue reading