¡Juro que no volveré a acosarte! – Capítulo 8: Todo depende de las emociones

Traducido por Devany

Editado por Shiro


Sorprendida de oír su nombre, de forma instintiva dirigió su mirada hacia donde escuchó provenir la voz. Pensar que un simple descuido suyo resultó en aquello le frustró en gran medida. Debió de haber comprobado la situación antes de acercarse, ahora el desarrollo había desembocado en el peor escenario posible, una situación típica de abuso e insultos, con chicas lanzando comentarios sumamente groseros sin considerar el lugar donde se encontraban. No era correcto armar un alboroto como este, era algo de sentido común.

—¿Eres consciente de lo mucho que tú y tus padres la han lastimado? ¿Qué tan absorta estás en ti misma como para no notarlo?

—Te estuve observando, es obvio que no eres bien versada en cuanto a etiqueta y modales. Por si fuera poco, eres de origen humilde. Continue reading

Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 26: 00J.

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


Ese no fue el final de la diversión, las cosas se estaban volviendo más interesantes.

Después de darle el dinero, el Pecoso Yuan sacó un arma de algún lugar y la puso en la mano de Shi Jin. Dijo persuasivamente:

—Esto es para tu defensa personal. Xiao Yuan, para ser honesto, mis amigos están involucrados en un negocio sucio. Querían que me uniera, pero no estuve de acuerdo. Como resultado, amenazaron despreciablemente a mi familia… Continue reading

Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 25: Pellizco

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


Shi Jin se las arregló para “desmayarse” cuando el conductor preguntó: “¿Se durmió?” El joven no estaba seguro de sí Shi Jin había perdido el conocimiento y prestó atención a su redacción.

El Pecoso Yuan extendió la mano y pellizcó dolorosamente las nalgas de Shi Jin. Cuando el niño no se inmutó, dijo con satisfacción:  Continue reading

Barra de Progreso de la Muerte – Capítulo 24: Misión

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


— ¡Se convirtió en adulto hace solo unos días! —La actitud de Lian Jun enfureció a Xiang Aoting. Él siseó: — ¡Era un niño gordo y mimado que estaría muy cansado después de correr dos vueltas! ¡Si lo dejas hacer esto, lo estás matando! ¿Dices que es el candidato más calificado? Creo que para ti es la carne de cañón más calificada, ¡puedes usarlo y descartarlo sin sufrir ninguna pérdida!

Cuando dijo eso, las expresiones de Gua Dos y Gua Nueve se volvieron feas, miraron a Xiang Aoting con enemistad. Continue reading