El contrato de la Princesa y la Duquesa Monstruosa – Capítulo 38

Traducido por Ichigo

Editado por Lucy


Leslie se despertó tarde hoy. Fue porque el día de ayer estaba de verdad cansada. Ella, que ayer fue llamada al despacho de la Duquesa Salvatore, se mordió los labios durante un rato, derramó lágrimas y habló de todo. Ellie conocía el poder de la oscuridad, y según el secreto de la familia, se convirtió en un sacrificio por el poder de su hermana y fue arrojada al fuego. Y las pequeñas manos que la empujaron fuera del fuego y la oscuridad que ganó.

—Creo que es la venganza la que me salvó y me dio la fuerza. Leer más…

¡¡Gotas~!! La historia de la Princesa de la Fragancia~ – Acto 12: Primera invitación a la batalla (1)

Traducido por Ichigo

Editado por Dimah


Ya habían pasado cuatro años desde que Cordelia recibió, por parte de su padre Elvis, el invernadero y el laboratorio.

Al principio, en el espacioso invernáculo, fueron cultivadas diversas plantas. Del mismo modo, el laboratorio estaba perfectamente revestido con una gran cantidad de equipos; tantos que le costaba ubicar más.

Cordelia Enna Pameradia, la primavera de su duodécimo año. Leer más…

Matrimonio Oculto – Capítulo 153: A menos que pagues el precio correcto

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Cuando Ning Xi regresó a su apartamento, sacó la maleta de metal que guardaba en su gran armario. Luego de verificarla, sacó todo lo que guardaba dentro con cuidado. Mirando la hora en su celular, guardó las cosas dentro de su mochila y se apresuró a bajar de nuevo.

No muy lejos, Lu Jingli estaba resportándole a Lu Tingxiao usando un auricular.

—Ning Xi regresó a su apartamento y bajó cinco minutos después. Actualmente estamos en la avenida Xijiang, dirigiéndonos hacia las afueras… Se detuvo luego de media hora. Leer más…

Dama Caballero – Capítulo 95: ¿Lo entiendes?

Traducido por Dea

Editado por Gia


Elena vio a Helen en el momento en que entró a la fiesta. Llevaba puesto un vestido mucho más llamativo ese día, por lo que se destacaba bastante entre la multitud.

De acuerdo con la información que Elena recibió, Helen intentaría darle a Carlisle un afrodisíaco. Seguramente esperaría hasta el momento más oportuno. Tenía la ventaja de ser la única hija del marqués Selby, así como también contar con el apoyo de la emperatriz Ophelia, uno de los dos grandes pilares del Imperio Ruford. Si Elena no llegaba a evitar la situación, tendría que lidiar con ella de la forma más calmada posible. Y así, se tomó su tiempo para poder soltar su trampa.

Leer más…

Prevenir un Harem – Capítulo 80: El pequeño marido atractivo e inteligente

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


El caso de la masacre de Huzhou se resolvió rápidamente después de que capturaran a Zou Lan.

El veneno de Menghan esparcido, el cadáver disfrazado de Zou Lan y la aparición oculta de Zou Lan en Luzhou se convirtieron en la mejor evidencia para demostrar que él era el asesino.

Shen Tingwei dispuso que los soldados rodearan la mansión del rico comerciante y la registraran centímetro a centímetro. Finalmente encontraron un anillo perteneciente a Zou Lan en el lugar donde comenzó el incendio. Cuando el cielo comenzó a iluminarse, fue una suerte que pudieran encontrar pistas relevantes que mostraban que Zou Lan envió a alguien a una farmacia para comprar los ingredientes medicinales para el veneno de Menghan.

Los soldados continuaron siguiendo las pistas e inesperadamente descubrieron que el cadáver vestido como Zou Lan era en realidad la persona que lo ayudó a comprar los materiales. Por otro lado, el forense enviado por Shen Tingwei también encontró nuevas pruebas sobre los cadáveres carbonizados.

Todos los crímenes de Zou Lan hasta ahora han sido expuestos y ya no había ninguna posibilidad de revertir el veredicto del caso de la masacre de Huzhou.

Después de obtener el veredicto final sobre el caso al mediodía del día siguiente, Shen Tingwei observó personalmente a los funcionarios de Huzhou mientras hacían un anuncio público. Dos días después, la noticia de esta trágica masacre arrasó la capital como una tormenta y el nombre de Zou Lan comenzó a ser mencionado con frecuencia por todos.

Debido a que el caso causó una gran conmoción y tuvo una influencia tan negativa, el emperador le dio directamente a Zou Lan la pena de muerte antes de que los funcionarios de Huzhou entregaran el caso al gobierno de la capital.

Por el bien de Zou Ming y Shen Tingwei, el emperador no culpó al resto de la familia Zou y ordenó que solo se decapitara a Zou Lan. Sin embargo, Zou Qing todavía fue castigado y regañado por el emperador y se vio obligado a tomar unas largas vacaciones. Yang Dexuan estaba enojado e insatisfecho con esta decisión, pero no pudo hacer que el emperador cambiara de opinión. Solo podía poner a toda la familia Zou en su lista negra con odio en su corazón.

El caso de la masacre de Huzhou despertó el círculo de rumores en la capital. Como socio comercial de Ye Zhizhou, Fei Jinchu le escribió una carta urgente preguntándole por su bienestar. Después de que Ye Zhizhou recibió la carta, se sintió muy conmovido y decidió firmemente usar la carta como parte de su plan. En su respuesta, Zou Lan fue mencionado indirectamente muchas veces, lo que atrajo la curiosidad de Fei Jinchu y salió a comprender la historia de vida de Zou Lan. Los clavos que habían sido enterrados en el Sr. Cuentacuentos fueron arrancados en este momento. Varios tipos de chismes sobre Zou Lan comenzaron a extenderse salvajemente, incluidos algunos sobre su malvada madre y su propia arrogancia e intenciones venenosas.

[La probabilidad de que Fei Jinchu y el protagonista se enamoren se ha reducido al 20%, que el anfitrión persista en sus esfuerzos].

[La probabilidad de que Yang Qi y el protagonista se enamoren se ha reducido al 0%. Se ha quitado la segunda bandera del alma. Felicitaciones al anfitrión, que el anfitrión persista en sus esfuerzos.]

Ye Zhizhou retiró la mirada de la pantalla de luz y tiró del inclinado Shen Tingwei.

—¿Todavía no has atrapado a Kang Run?

—No te preocupes. La montaña ya está sellada, lo atraparemos tarde o temprano.

Shen Tingwei dejó el documento del veredicto final enviado por los funcionarios de Huzhou y lo juntó con la carta que escribió antes de entregárselo a la escolta, diciéndole que se apresure. Se dio la vuelta y ayudó a Ye Zhizhou a levantarse la capa.

—Lo siento. Ahora que estoy tan ocupado, no tengo tiempo para acompañarte.

—Tus asuntos son más importantes. —Se inclinó y frotó el hombro de su amante.

Repasó la información de Kang Run en su mente y preguntó casualmente.

—¿Cuántos días se necesitarán para terminar las cosas aquí?

—Dos días como máximo. —Shen Tingwei lo abrazó, le frotó el pelo y luego le pellizcó el lóbulo de la oreja—. ¿Qué dijo el suegro?

—Todavía está enojado.

Su hijo menor arrestó a su segundo hijo. El anticuado Zou Qing no pudo aceptar esta historia en absoluto. Escribió varias cartas para regañarlo. En su momento más enojado, incluso dijo que quería romper todas las relaciones con él… Si quiere regañarlo, seguro. En este momento, Zou Qing solo puede desahogarse sobre él. Considera que la atmósfera en casa con la Vieja Sra. Zou y Yuan Hui es muy delicada.

Shen Tingwei sabía que Ye Zhizhou tenía otros planes en mente, por lo que no habló mucho sobre este tema. En cambio, comenzó a hablar sobre el tema de arrestar a Kang Run.

Entrecerró los ojos mientras golpeaba el espejo en su cinturón con su mente zumbando. Kang Run no fue capturado, Zou Lan se calmó anormalmente rápido y todavía quedaba una bandera de alma llena. Seguía pensando que algo andaba mal, pero ¿qué podría ser? Zou Lan no parecía el tipo de persona que espera obedientemente la muerte.

De repente, pensó en una posibilidad. Rápidamente levantó la cabeza y preguntó: —¿Dónde está encerrado Zou Lan en este momento?

—Ya ha sido entregado al gobierno esta mañana temprano. Ahora mismo, debería estar en la prisión de Luzhou.

La prisión del gobierno… Frunció el ceño y preguntó: —Cuando fue a arrestar a Kang Run, ¿tuvo algún contacto directo con él?

—No. Solo encontramos algunos rastros y objetos que dejó él… —Shen Tingwei se dio cuenta gradualmente que algo andaba mal cuando habló y su expresión se volvió pesada. Se levantó y salió rápidamente—. Voy a ir a la prisión.

Ye Zhizhou rápidamente se apresuró a seguirlo.

—¡Iré contigo!

Fue su descuido. Dado que era la vieja señora Zou quien estaba detrás de Zou Lan y le daba instrucciones, entonces la persona que se puso en contacto con Kang Run probablemente no era Zou Lan, ¡sino la vieja señora Zou!

La noticia del arresto de Zou Lan debe haberse extendido por toda la capital ahora, la vieja señora Zou también debería saberlo. Ya que lo sabe, ¿cómo pudo ser tan estúpida y dejar que Kang Run se encontrara con Zou Lan en las montañas? Esos rastros en las montañas deberían ser una desviación dejada por Kang Run. En este momento, puede estar al acecho en Luzhou, esperando una oportunidad para rescatar a Zou Lan.

Dependía demasiado de la información de la trama proporcionada por el sistema e ignoró cambios tan obvios en la trama. ¡Maldita sea! Debería haberse dado cuenta tan pronto cuando el encuentro de Zou Lan con Zhan Xuemi sucedió antes de lo previsto.

Los dos se apresuraron a ir a la prisión y vieron a Zhan Xuemi en cuclillas frente a la celda de Zou Lan, sosteniendo una gran caja de comida mientras charlaban sobre algo.

—¿Por qué estás aquí? —Ye Zhizhou pasó junto a él y siguió su mirada para mirar dentro de la celda de la prisión. Cuando vio que Zou Lan todavía estaba ahí, su corazón saltando y presa del pánico finalmente se calmó. Con un dolor de cabeza formándose lentamente, se volvió para mirar a Zhan Xuemi y dijo—: ¿No hice arreglos para que alguien te enviara de regreso a la capital? ¿Por qué volviste de nuevo?

Este joven maestro de la familia Hou es como un niño que no ha crecido. Siempre que Ye Zhizhou lo ve, le duele la cabeza.

—Solo quería ver a esta persona malvada que parecía un buen hombre una vez más antes de irme… —Después de mirar débilmente a Shen Tingwei, quien había dado un paso adelante, encogió el cuello hacia atrás mientras se tragaba la palabra ‘belleza ‘que estaba a punto de escabullirse y susurró—: Cuando llegué aquí, me encontré con la criada de la cocina que le dio comida al prisionero. Eso… ¿Cómo puede ese alimento ser considerado alimento humano? Este Zou Lan estaba a punto de ser decapitado después de regresar a la capital, pensé que también podría tener una buena última comida, así que fui al restaurante y le compré algo de comida… —Mientras continuaba hablando, sus palabras fueron dichas con la sensación de ser agraviado—. Estaba siendo muy amable, pero él incluso me ignoró. No es como si le hiciera matar gente o como si fuera yo quien le cortara la cabeza.

La mirada de Shen Tingwei cambió.

—¿Dijiste que la persona que entregó la comida era una criada de cocina?

—Sí. —Cuando Zhan Xuemi vio que el rostro de Shen Tingwei se oscurecía, se aterrorizó aún más—. Era una sirvienta de cocina de aspecto fuerte. Cuando me vieron entrar, incluso me saludaron. Una persona muy educada…

¡No es bueno!

Shen Tingwei y Ye Zhizhou se miraron y luego Shen Tingwei se acercó directamente y abrió la puerta de la celda de una patada.

—¿Qué están haciendo, chicos? —Zhan Xuemi estaba asustado por esta acción repentina. Miró a las dos personas con los ojos muy abiertos y de repente bajó la voz mientras decía—: ¿Vas a sacarlo de la cárcel? Eso no es bueno. Aunque este villano es tu pariente, es extremadamente malo, no…

—No es una sirvienta de cocina la que lleva la comida a la prisión. —Ye Zhizhou miró profundamente a Zou Lan, quien había estado acurrucado e inmóvil en la esquina de la celda todo este tiempo. Apretó el puño con fuerza—. La criada de la cocina que vio es la persona que vino a sacarlo de la cárcel.

—¡¿Qué?! —Zhan Xuemi estaba aterrorizado.

Las cerraduras de hierro de la puerta parecían estar bien enrolladas y selladas, pero de hecho, ya habían sido cortadas. Shen Tingwei solo había pateado levemente la puerta, pero todas las cadenas se rompieron y cayeron al suelo. Shen Tingwei abrió la puerta y dio grandes pasos hacia la celda. Apartó el cabello de la cara de Zou Lan, tocó su cuello y luego negó con la cabeza mientras miraba a Ye Zhizhou solemnemente.

—Es una máscara de piel humana. La persona ya está muerta, pero según la temperatura corporal, no ha pasado tanto tiempo desde que murió.

Los oficiales de guardia afuera entraron rápidamente cuando escucharon el ruido y se sorprendieron enormemente cuando escucharon sus palabras.

Shen Tingwei se levantó y dijo con voz profunda: —¡Envía las órdenes, sella la puerta de la ciudad y registra la ciudad!

Los necios oficiales volvieron a la realidad uno por uno y luego salieron corriendo a toda prisa. Este criminal acaba de ser trasladado a esta prisión y ya se escapó. Nuestro señor tiene mala suerte. Si el señor se encontró con esta mala suerte, ¿cómo podrían ellos, los guardias de la puerta, tener una buena vida más?

Ye Zhizhou respiró hondo, exhaló y luego se frotó la frente.

—Debe ser obra de Kang Run… ¿En qué diablos estaba pensando? Aunque los asesinos toman dinero por su trabajo… —Pero Zou Lan causó tantos problemas que incluso molestó al emperador. Las personas un poco más inteligentes no tocarían el trabajo con un poste de diez pies. ¿Kang Run fue estúpido?

—Maldición. No debería haberlo entregado al gobierno de Luzhou. —Shen Tingwei dio un paso adelante y le acarició el cabello con dulzura.

—Estabas siguiendo las reglas de la corte para estos asuntos.

Ye Zhizhou se sintió algo indefenso. Hizo un gesto con la mano y salió.

—No pueden haber corrido lejos. No confiemos en el gobierno de Luzhou para registrar la ciudad y hacerlo nosotros mismos.

Shen Tingwei lo alcanzó y asintió obedientemente.

—Está bien, moveré las tropas de inmediato.

Zhan Xuemi los miró alejarse y luego volvió la cabeza para mirar el cadáver en la celda de la prisión que todos dejaron. Tembló de miedo y salió corriendo.

—Oh madre, nunca más voy a correr a jugar. ¡El mundo exterior es demasiado aterrador!

Pasaron todo el día buscando por la ciudad sin éxito.

Ye Zhizhou se sentó en la habitación de la posada, cerró los ojos y extendió lentamente su poder espiritual, buscando centímetro a centímetro. Aunque antes no había dejado su poder espiritual en el cuerpo de Zou Lan, rozó el otro lado varias veces y recordó un poco su aura. Usar solo esto para localizar a alguien es difícil, pero no imposible.

Shen Tingwei, que estaba inspeccionando una zona residencial de la ciudad, pareció haber notado algo. Echó un vistazo a la posada donde se encontraba Ye Zhizhou y su tensa expresión facial se relajó ligeramente.

En el mástil de una casa no lejos de la puerta de la ciudad, Zou Lan se abrazó presa del pánico antes de mirar a Kang Run, quien estaba vestido de negro, con lágrimas en su rostro. Preguntó ansiosamente: —¿Qué debemos hacer ahora hermano Kang Run?

Kang Run bajó la cortina y se volvió para mirar a Zou Lan sin expresión.

—La tía Tao le hizo un favor a mi amo. Desde que le prometí que te salvaría, no romperé mi promesa. Puedes estar a gusto.

—Pero la ciudad ha sido cerrada y los soldados del gobierno registrarán aquí pronto. Nosotros…

—Escuché que te pusiste veneno en la cara para cambiar tu apariencia. Una vez curado el veneno, ¿no cambiaría tu rostro?

—¿Cómo lo supiste? —Zou Lan lo miró con recelo—. Hermano Kang Run, ¿por qué preguntas sobre esto?

Kang Run sacó una botella de porcelana de su ropa y la acarició preciosamente. Miró a Zou Lan desde un lado y las comisuras de su boca se curvaron hacia arriba, mostrando una sonrisa.

—Es una lástima que mi maestro haya dejado atrás esta píldora de veneno curativo…

Zou Lan estaba asustado por su siniestra sonrisa y no pudo evitar retroceder inconscientemente. Se palmeó la ropa intuitivamente, pero después de tocar el vacío, de repente recordó que todas las cosas que tenía para defenderse ya se las habían quitado los soldados del gobierno.

Cada vez se sentía más preocupado en su corazón. Bajó las comisuras de la boca y mostró una expresión más lastimera y dijo en un tono suave: —Hermano Kang Run, eres tan hábil. Creo que puedes sacarme. Has estado trabajando todo el día, deberías irte a dormir un rato. Yo te cuidaré.

—¿Y darte la oportunidad de robarme todo y escapar mientras duermo? —Kang Run lo miró con una sonrisa que no parecía una sonrisa. De repente se inclinó, sacó una daga de su bota y se dio la vuelta—. En este mundo, no confío en nadie excepto en el Maestro.

Las campanas de alarma sonaron en la cabeza de Zou Lan, pero su rostro se volvió más inocente.

—Estás pensando demasiado, hermano Kang Run. Solo soy un ger débil, ¿cómo puedo…?

—Pero tú, como un ger débil, mataste a más personas que yo. —Kang Run lo interrumpió y reanudó su mirada inexpresiva—. Te tallaré la cara, o te comerás esta píldora tú mismo. ¿Cuál eliges?

—Hermano Kang Run…

—Ya había preparado un plan para abandonar mi vida de asesino y vivir como una persona común. —Kang Run de repente se acercó y pellizcó su mejilla, agitando la daga cerca de su rostro—. Pero debido al maldito favor de tu abuela y su posesión de la información de mi maestro, no tuve más remedio que arriesgarlo todo para salvarte, esta papa caliente.

Los ojos de Zou Lan siguieron los movimientos de la daga, conteniendo la respiración con horror.

—Leí el anuncio afuera; tú realmente lo mereces. Incluso un asesino tiene personas a las que nunca tocaría, como niños y bebés… ¡Pero tu corazón es más duro que el de un asesino! —Kang Run soltó la cara de Zou Lan y agitó la botella de porcelana—. No me llames hermano y no pongas esa cara de lástima frente a mí. Solo me enojará más. Ahora dime, ¿vas a tomar este medicamento o no?

El rostro de Zou Lan ya estaba completamente pálido. No se atrevió a resistirse y tomó la medicina obedientemente.

La píldora Huadu fue muy efectiva. En unos minutos, la cara de Zou Lan gradualmente expulsó sangre negra sucia. El intenso dolor que sentía como si las hormigas le mordieran la carne hizo que Zou Lan quisiera gritar y rodar, pero su cuerpo estaba atado por Kang Run, y su boca estaba llena de toallas de tela para que solo pudiera aguantar a la fuerza.

20 minutos después, la toxina fue expulsada por completo y se desmayó.

Kang Run retiró su mirada que veía hacia afuera y arrojó una pastilla de reposición de sangre en la boca de Zou Lan. Su mirada recorrió el rostro real bajo la sangre sucia y se burló.

—Basura fea.

[La probabilidad de que Kang Rung y el protagonista se enamoren se ha reducido al 50%, que el anfitrión persista en sus esfuerzos].

Finalmente encontró el rastro de una cierta fluctuación en su red de poder espiritual. Después de notar la posición, rápidamente retiró su poder espiritual. Se echó una pastilla Anshen en la boca y se cubrió la frente. La ciudad de Luzhou era demasiado grande y accidentalmente agotó su poder espiritual…

Echando un vistazo a la pantalla que apareció frente a él, se puso de pie con dolor de cabeza y sospechó que tenía alucinaciones. ¿Qué estaba haciendo el protagonista que hizo que la probabilidad de amor de Kang Run disminuyera por sí sola…?

Después de abrir la puerta, llamó a un guardia y le dio algunas instrucciones. Regresó a su habitación y se dejó caer sobre la cama, metiéndose otra pastilla Anshen en su boca mientras cerraba los ojos. Con suerte, su amante puede usar algo de fuerza y ​​atraparlos rápidamente después de obtener sus coordenadas… Va a estar en coma por un tiempo…

Prevenir un Harem – Capítulo 79: El pequeño marido atractivo e inteligente

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


Ye Zhizhou abrió la puerta para mirar la puerta de al lado, pero solo tuvo tiempo de verla cerrándose.

Cuando el guardia de la puerta lo vio salir, saludó y preguntó con reserva: —Señora, ¿la he molestado?

—No. —Dijo Ye Zhizhou mientras agitaba la mano. Frunció el ceño mientras miraba hacia otro lado y pensó un poco antes de decir—: Tú, ve a tocar la puerta del vecino. El general y Weiyuan siempre han tenido cierta amistad. Ya que conociste al joven maestro de la familia Hou aquí, deberías saludarlo. Leer más…

Voy a vivir mi segunda vida – Capítulo 24: Travestismo por la ciudad

Traducido por Army

Editado por Sakuya


En medio de sus circunstancias complicadas, Fie y Queen habían comenzado a “salir”. Sin embargo, su relación no pareció cambiar mucho.

Fie estaba, como de costumbre, leyendo libros en la habitación de Queen. Rodando como siempre lo hacía, Fie estaba dolorosamente ajena a los rápidos vistazos de Queen a su piel expuesta y su ombligo.

Queen, por su parte, se movía nerviosamente. Sin embargo, este comportamiento no era exactamente nuevo, él había estado actuando de esta manera antes. Después de todo, sus sentimientos por Fie finalmente se habían aclarado. Leer más…

Crié a un sirviente obsesivo – Capítulo 25: Las dificultades iniciales de convertirse en adulto (7)

Traducido por Melin Ithil

Editado por Lugiia


Al igual que cuando Dave miró sus talentos hace unos meses, una luz brillante que provenía de las manos del profesor Hutson comenzó a barrer el cuerpo de Raynard desde su brazo.

Temblando su cuerpo con una cara llena de disgusto, el niño le susurró a Yurina:

—A pesar de que es la segunda vez, no me acostumbro a esta sensación.

Leer más…

La Princesa derriba banderas – Capítulo 142: La negociación de la princesa reencarnada (2)

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Padre seguía en silencio mientras me miraba fijamente. Me gustaría creer que sus ojos no están completamente llenos de cosas que me aterrorizan si echara un vistazo.

El silencio continuó. Probablemente duró como mucho treinta segundos, pero a mí me pareció más bien una hora o dos.

Mis músculos faciales se acalambraron y un sudor frío comenzó a recorrer mi espalda.

Leer más…