Una Verdadera Estrella – Capítulo 123: La verdad (1)

Traducido por Shisai

Editado por Nelea


Tang Feng se despertó y se encontró a sí mismo durmiendo sobre una superficie irregular. Le llevó tres segundos darse cuenta de que estaba dentro de un automóvil, recostado en el asiento trasero. Más exactamente, estaba acostado sobre las piernas de dos hombres en el asiento trasero. Es por ello que la superficie era desigual.

—¿No es hora de que resuelvas la situación con Ge Chen?— La voz pertenecía a Charles y provenía del lado donde estaban las piernas de Tang Feng.

—Me haré cargo de ello,— Lu Tian Chen respondió poco después. Su voz estaba muy cerca y cayó suavemente desde arriba como frescos copos de nieve. Continue reading

Dama Caballero – Capítulo 4: Espero que no sea demasiado tarde (1)

Traducido por Kiara

Editado por Nemoné


Elena había planeado traer solo a unas pocas personas con ella desde el Castillo Blaise. Al menos, eso era lo que tenía planificado, hasta que el carruaje se detuvo para descansar.

Cuando salió, vio a seis caballeros de la familia que la seguían de alguna manera. Si incluía a los dos hombres que habían estado vigilando el carruaje, tendría un total de ocho caballeros adicionales para escoltarla. Cuando Elena expresó su sorpresa, el caballero líder explicó. Continue reading

Dama Caballero – Capítulo 3: Voy a cambiar el futuro (2)

Traducido por Kiara

Editado por Nemoné


Después de reunirse con su hermano, Elena entró en la armería donde se guardan las espadas, arcos, flechas, armaduras y todo tipo de armas.

La gente común no tenía permitida la entrada, pero, afortunadamente no había lugar en el Castillo Blaise donde ella no pudiera ir. Sin embargo, evitó los ojos de todos, pasó las armas bien exhibidas y se dirigió a la parte más interna de la habitación. Pasó por un rincón oscuro y estrecho antes de llegar a la armadura de color negro oscuro colocada en la vitrina con una majestuosa grandeza. Continue reading

La Legión del Unicornio – Prólogo: Los problemas de la Reina Amelian

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


La Reina Amelian Gracia se encontraba sentada en el gran trono, con unos reposabrazos que eran casi tan grandes como ella, preocupada.

La corona de su padre, el difunto Rey Allen Gracia, era demasiado grande para su pequeña contextura, si se movía lo más mínimo, esta se caería. Ya había pasado un mes desde la coronación, pero todavía no podían pagarle a alguien para que la ajustara, ya que todos los herreros en la ciudad se encontraban ocupados forjando nuevas armas. Continue reading