Princesa Bibliófila – Volumen 3 – Arco 1 – Capítulo 4: Plagas

Traducido por Maru

Editado por Sakuya


Un suave suspiro escapó de mis labios. Luego mi cuerpo saltó y salí de mi ensueño, levantando los ojos.

Agnes, que había estado explicando los procedimientos para el banquete de la noche santa, guardó los documentos que tenía en la mano.

—Parece que está distraída, señorita Elianna.

Cuando señaló mi falta de concentración, me sentí tan culpable que me disculpé. Continue reading

Crié a un dragón negro – Capítulo 42: El primer perseguidor

Traducido por Den

Editado por Hime


—¿Cuántos minutos faltan hasta que lleguemos a Lunazel? —tosió Noah, intentando cambiar de tema.

—Ni siquiera estamos a mitad de camino. Ahora bien, ¿estás haciendo esto justamente tres segundos después de jurar que me contarías todo? Respóndeme: hace dos años, cuando transmigraste al cuerpo de Eleonora Asil, dijiste que fuiste inmediatamente a Sorrent. Entonces ¿cómo supiste de la existencia de Lenia Valtalere? ¿Y por qué crees que es la mente maestra detrás la desaparición del huevo? —Kyle la miró fijamente, bombardeándola con preguntas. Ella se estremeció ante su mirada penetrante. Continue reading

Matrimonio depredador – Capítulo 10: Reunámonos otra vez

Traducido por Yonile

Editado por Meli


Su declaración fue clara, al terminar de hablar cerró los labios con fuerza.

Él estaba anonadado, fue como si de repente hubiera olvidado cómo hablar.

Leah miró su rostro, para tratar de anticipar su reacción, pero fue sorprendida. Vio un movimiento en sus ojos dorados, sus pupilas se escogieron y un color rojo las rodeó como un cinturón. Continue reading

Princesa Bibliófila – Volumen 3 – Arco 1 – Capítulo 3: Las intenciones de las mariposas

Traducido por Maru

Editado por Sakuya


—… y lo que queda en las Cuevas de Totti son las pinturas más antiguas de la civilización Gel. La más famosa es la sala de fiestas con la pintura del banquete de los dioses. Incluso ahora, los colores siguen siendo impecables. Ha llamado la atención porque las técnicas mostradas revolucionaron el arte durante ese período. Esas pinturas también son famosas por sacar a la luz la civilización Gel. Hasta ese momento, su existencia había sido teorizada pero nunca probada. Y por eso también… Oh, lo siento, ya sabes todo esto. Es como intentar enseñar a un pez a nadar. —Contuvo su entusiasmo, forzando una sonrisa amarga mientras se llevaba la taza a los labios.

La mujer que respondió lucía una leve sonrisa. Su voz era inquebrantable mientras continuaba por él: Continue reading

Solo soy la hija “normal” de un duque – Capítulo 37: Quiero dormir contigo

Traducido por Lugiia

Editado por Yonile


La convencional pelea de almohadas termina y llega el momento de ir a la cama. También regreso a mi habitación, pero me pongo a leer un libro para matar algo de tiempo.

Una hora más tarde, me lanzo silenciosamente un hechizo de invisibilidad. Así, deslizándome fuera de mi habitación, me escabullo en la habitación donde Dirk se está quedando y lanzo un hechizo a nuestro alrededor para que no puedan oírnos. Por si acaso, coloco de nuevo el seguro de su habitación.

Continue reading

La Princesa derriba banderas – Capítulo 93: La angustia de la princesa reencarnada (4)

Traducido por Ichigo

Editado por Sakuya

—Por ahora, hagamos que el Joven Amo sepa que estás a salvo.

Crowe volvió a la casa abandonada y sacudió la cabeza. Mientras las gotitas de agua salpicaban desde los mechones de su pelo, pensé que parecía un perro sacudiéndose del agua.

Uy, que grosera soy.

—¿Joven Amo…?

—El hijo del marqués. Si no se lo hago saber enseguida, se paseará por su habitación toda la noche. Continue reading

Princesa Consorte Chu – Capítulo 51: La segunda señorita empujó a la señorita mayor (2)

Traducido por Moux

Editado por Ayanami


Wang mama regresó al patio Feng He Yuan y notó que había un silencio inusual. Sintió que algo había sucedido, por lo que entró a la habitación principal de inmediato. Vio que Su Qing tenía un pañuelo húmedo en su frente mientras estaba recostada en la cama con una horrible expresión. Aterrada, Wang mama corrió hacia ella y tomó su mano.

—¡Furen! ¿Qué sucedió? ¿Por qué está tan enojada? —Le preguntó con preocupación.

Los ojos de Su Qing mostraron un brillo de rabia mientras decía con odio:

—¡El resentimiento de hoy, definitivamente lo regresaré diez veces, tanto a Yun Qian Meng como al resto…! Continue reading